Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Convencion de Tatuajes

Un estilo de vida

Cronista: Pablo Andisco | Fotos: Gentileza: Andrea Villa

07 de Marzo, 2008

Un estilo de vida

El fin de semana pasado se organizó en el Hotel Bauen la 4ª Convención Nacional de Tatuajes, organizada por la gente de Mandinga Tattoo Studio. El Bondi se acercó el viernes, una jornada bien rockera en la que Nagual ratificó su buen momento. La Casual, Gente de Barrio y Antonio Gil completaron la grilla.

Con clima de zapada y el clásico de La Renga “El final es en donde partí”, Antonio Gil culminó su set de un potente rock and roll. A continuación, Gente de Barrio brindó un show cargado de emociones y una banda muy ajustada, recuperando la fuerza que plasmaron en “Por el camino en el que vamos”, el álbum que editaron en 2003 y los posicionó entre las bandas más interesantes del under. La actividad del grupo tuvo un freno cuando el Chaca, cantante y magnético frontman, estuvo preso tres años por tenencia de marihuana. Pero lejos de amedrentarse, los músicos mantuvieron la llama y Gente de Barrio está nuevamente en carrera, mostrando su combinación de rock y reggae con influencias de Sumo. El show fue contundente y tanto la gente como la banda disfrutaron de temas como “Por la senda”, “Prisioneros sin celdas” y el cierre con una ajustada versión de “Comfortably Numb” de Pink Floyd.

A continuación se montó un estrado en el escenario para dar paso al concurso del día. Los jueces evaluaron motivos tribales y estética piercing entre otras categorías. El tiempo empleado pareció exagerado, teniendo en cuenta una desorganización evidente, lo poco que se podía advertir desde las butacas y el escaso interés que demostraban casi todos los participantes.

La gente empezó a cantar por La Casual y luego de casi una hora y media sin música, la banda comandada por Elemi subió a las tablas con “Sueños de cristal”. Al principio tuvieron que lidiar con un acople insistente y con cierta frialdad del público que parecía sedado por el concurso, pero a fuerza de rockanroles y gracias a las mejoras en el sonido, redondearon un intenso concierto. Su gente, que aguantó con mucho respeto la demora mencionada, agitó lo correspondiente y el resto del público aceptó su rock con influencias ricoteras en temas como “Siempre buscando” y “Brillan corazones”, mientras que en “Namis”, un R&B al palo al estilo La Mississippi, quedó chico el escenario copado por parejas de baile. La Casual sigue girando y aprovechando el impacto de Realidad Casual, su recomendable disco debut, y a esta altura sus presentaciones en vivo son garantía de buen show.

La banda encargada de cerrar la jornada fue Nagual, los responsables de “Guerrero”, uno de los mejores discos del año pasado, confirmando lo que se intuía: que cada paso de la banda es hacia delante. La única contra fue que, como empezaron a tocar muy tarde, desarrollaron un set breve, de apenas 9 canciones. Largaron con “La estación” y no bajaron un segundo la intensidad. Antes de “Voces” la gente empezó a cantar el feliz cumpleaños: el homenajeado fue Ciriaco Viera, cantante y guitarrista, dueño de un carisma particular, con un poco de Bunbury, otro del Bocha Sokol, pero un estilo propio que genera un ida y vuelta natural con su gente. “Es uno de los mejores cumpleaños de mi vida”, agradeció el cantante para después arremeter con “Jaimito” y “Morir de a poco”, un cierre a todo motor.

La jornada más rockera de la 4ª Convención de Tatuajes nos regaló buenos conciertos y una notable muestra de stands, donde tatuadores y tatuados disfrutaron de su estilo de vida. En la columna del debe queda la organización del concurso, el único detalle a mejorar para que la fiesta sea completa.

TODAS LAS FOTOS