Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Viejo Empedrado

Caminando con las piedras

Cronista: Gentileza: Juan Manuel Blanco | Fotos: Beto Landoni

15 de Marzo, 2008

Caminando con las piedras

El viernes pasado se presentó Viejo Empedrado en el Teatrito, con el aliciente de presentar el video de “Un loco triste”, y desplegó ante su público un concierto cargado de energía. El Bondi no se quiso perder un nuevo paso en la carrera de la banda, que sigue girando a caballo de “El rock que llevo”, su recomendable álbum debut.

Grandes eran las expectativas del público que sin ser masivo se acercó eufórico para volver a transitar el camino del rock, ese viejo empedrado que lo reúne en una nueva misa stone. El show comenzó a las 21:30 cuando Cacho (voz y armónica); Lanzy (guitarra y coros); Nacho (guitarra y coros); Paul (bajo y coros),  Mattino (batería), Pitu (teclados), Kike G (trompeta) y Chris (percusión) tomaron el escenario y abrieron el juego con un breve instrumental. Cacho, fiel a su estilo de frontman, lució un impecable traje de comunión y saludó al publico  mientras los primeros acordes de “Fiesta  y rn’r” no se hicieron esperar.

Los de San Telmo desplegaron una seguidilla de canciones demostrando que la noche iba a ser agitada. “Muchos verdes”, “Baby rock”, “Santa pepa” y “Mala vida” fueron acompañados por el público, que aprovechaba cada oportunidad  para pedir por la libertad de “Fiambre”, un viejo y fiel seguidor de la banda.

Más tarde Cacho tocó con la armónica la introducción del Himno Nacional y cambió su traje de comunión por uno de murguero, para mimetizarse con su público. El show continuó con temas como “Chica especial”,  “Nena fashion” y una sirena emitida por un megáfono fue el comienzo perfecto para “Loco py”. El cover llegó promediando el show y fue “Neextweek”, el viejo clásico de Sumo,  que se encargó de aumentar la sensación térmica a niveles infernales. Con “33 de mano”, una bella balada rockera que llenó de magia cada rincón de El Teatrito, cortaron con la batería de rocanroles al palo que la noche venía regalando.

Se cerró el telón  y una pantalla gigante ubicada al lado del escenario comenzó a proyectar las imágenes del nuevo video, “Un loco triste”, y luego la sirena volvió a sonar, anunciando el principio del fin. “Rock n’ Telmo”, “Un loco triste”, ahora tocada en vivo y demostrando que tiene todo para convertirse en hit y “El escondido” marcaron el final de la fiesta.

El Bondi presenció con orgullo el esfuerzo de una banda que crece a fuerza de pulmón, que se dio el gusto de presentar un videoclip en una noche memorable para toda su gente, y demostró, una vez más, que camina  a paso firme por el empedrado camino del rock.

TODAS LAS FOTOS