Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Bob Marley Day Festival

Peace, Love and Maximum Respect

Cronista: Gentileza: Sabrina Barbalarga | Fotos: Beto Landoni

02 de Mayo, 2008

Peace, Love and Maximum Respect

Por tercer año consecutivo el “Bob Marley Day” se  encargó de homenajear al rey del reggae en el Estadio Luna Park. En esta oportunidad se presentaron los locales Resistencia Suburbana y Nonpalidece y por el lado internacional los invitados fueron de Jr. Marvin y Fully Fullwood.

Hace 27 años, más precisamente el 11 de mayo de 1981, falleció en Miami el principal ícono del reggae: Robert Nesta Marley, más conocido en el mundo como Bob Marley. Quizá por eso desde hace ya tres años se elija el mes de mayo para rendirle culto. En esta nueva edición, el lema proclamaba: “Seguí viviendo Jamaica en el Luna” y más de uno se lo tomó demasiado en serio. Mucha rasta, mucho verde, amarillo y rojo, pipas y, obviamente, mucho aroma a hierba santa desfilaban a eso de las 20:30 por Corrientes y Bouchard.

El show arrancó poco antes de las 21 con el reggae enérgico y combativo de Resistencia Suburbana. El repertorio pasó por temas clásicos y conocidos como “Por cultivar marihuana”, “El León” y “Rastone”, entre otros. Y como esto era un homenaje a Marley, no faltaron los covers de “Roots, Rock, Reggae” (sin duda el más aclamado) y “Iron, Lion, Zion” que sirvió para finalizar el set de Resistencia, que en casi una hora, hizo bailar y vibrar al público.

Quince minutos después ya estaban en escena los músicos de Nonpalidece arrancando con una intro instrumental, para que segundos después haga su aparición, lookeado con saco para la ocasión, Néstor Ramljak (voz y frontman del grupo) cantando un medley de Bob.
La banda oriunda de Tigre repasó parte de su discografía haciendo hincapié en los conocidos “Revolución”, “Danger Man” y “Tu presencia”. La monotonía rítmica se vio rota en “Abre tus ojos”, “Mi fortaleza” y “Buenos Tiempos” donde la dosis de vientos se siente muy bien entre tanta calma y armonía, y le ponen más ritmo al asunto después de tanta unidad sonora. Como no podía ser de otra manera, también estuvo presente “Reggae en el universo” que puso a todos a bailar antes del final que llegó de la mano de “¿Para dónde corres?” y cerró un show calmo y armonioso de los chicos de Nonpa.

Pero ver a Resistencia y a Nonpalidece juntos ya es cosa de todos los días en la escena local. Estos sets eran sólo para calentar la pista porque lo verdaderamente importante de la noche venía directamente desde Jamaica para volarle la cabeza al público y poner a todo el Luna a bailar y cantar.

A eso de las 23 empezó el “Tosh meets Marley Show” y los precursores del estilo jamaiquino dieron cátedra a más de uno que se cree que agarrando una base reggae, mezclando alguna que otra cosa sobre felicidad, opresión, revolución, marihuana y nombrando alguna que otra vez a Jah, ya maneja a la perfección el ritmo y la filosofía rastafari.

La Fully Foodwood Band compuesta por Fully Foodwood (bajista de la histórica banda de Peter Tosh), Donovan Carless (voz), Vincet Blakey (guitarra), Tony Chin (bajo), Jawge Hughes (teclados), Claudio Peppe (percusión), Karl Weight (batería) y Earl Appleton (teclados) abrió la escena con “Coming in hot” donde la percusión se hizo notar y las buenas vibras tomaron de rehenes los cuerpos de los miles de presentes.

Después le siguió “Never gonna give it up” y Jr. Marvin, guitarrista original de Bob Marley and The Wailers, apareció con su viola vestido de pies a cabeza  con los colores de Etiopía para interpretar: “Stir it up” y “Three little birds” que fueron ampliamente festejados.

Clásicos de Tosh y Marley como “Legalize It”, “I shot the sheriff”, “Waiting in vain”, entre otros, fueron el repertorio casi exclusivo de la noche, sumados a la versión de “Johnny B Goode” de Chuck Berry. A pesar de que las canciones de Marley eran las más conocidas y cantadas, el tecladista Jawge Hughes se llevó todos los aplausos en “Chalice”, la cual empezó cantando con un perfil muy bajo desde el fondo para luego tomar el escenario y saltar y actuar a puro raggamuffin. El evento contó también con su momento rockero en “Heathen” cuando Jr. Marvin le sacó chispas a su guitarra, sobre una base reggae, obviamente.

Paz, amor y respeto máximo fue uno de los mensajes que estuvo presente en el “Bob Marley Day”, de la mano de la música que promueve estos valores como así también la lucha y reivindicación del pueblo africano. Así fue como hacia el final, porque en esta Babylon neoliberal nos hace falta más amor, (entre otras cosas) todos juntos interpretaron “We need more love” seguido del clásico “One love”, que luego de casi dos horas de vibraciones positivas cerró esta velada donde se demostró ampliamente que tanto Bob como Peter son íconos inmortales.

En el marco del “Bob Marley Day”, Resistencia Suburbana hizo bailar al público por casi una hora con su reggae combativo mientras que Nonpalidece hizo un set armónico y calmo que sobresalió por las intervenciones de los vientos. El destacado de la noche fue el “Tosh meets Marley show” que, con calidad musical y con una dinámica repartida entre la Fully Fullwood (para los temas de Peter Tosh) y Jr. Marvin (para los himnos de Marley), dio cátedra de lo que es el verdadero reggae e inundó de buenas vibras el Luna Park.

TODAS LAS FOTOS