Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Kapanga

Crecieron

Cronista: Gentileza: Christian Alliana | Fotos: Beto Landoni

17 de Mayo, 2008

Crecieron

Kapanga llegó al Luna Park para presentar oficialmente su último disco, “Crece”. El Bondi se sumó a la fiesta y en esta crónica vas a leer todo lo que pasó el sábado.

Más de diez años tuvieron que pasar para que Kapanga arribara al Estadio Luna Park y la llegada no podría haber salido mejor. Cerca de las nueve y media de la noche, las luces se apagaron y el público kapanguero comenzó la fiesta que se extendería durante todo el show. Muchos globos, papelitos y gente disfrazada de conejo (junto al infaltable hombre araña) pusieron el colorido en el Palacio de los Deportes.

El comienzo fue a “Contramano”, con el Mono Fabio (voz) recorriendo todo el escenario pero el llamado a “Ramón” hizo efecto enseguida para que se desatara el primer pogo seguido del cuarteto express de “Mesa 4”. A continuación unos simpáticos enanos desplegaron una alfombra para dar paso a los primeros invitados de la noche, los Karamelo Santo, que subieron a “Fumar” junto a los anfitriones y aportaron toda su adrenalina.

En “Para vos”, Maikel se hizo cargo del micrófono pero ésa no sería su única intervención como frontman. A lo largo del show, el virtuoso guitarrista fue la cara principal de canciones muy diversas como la bella “Me voy yendo” (con Alejandro Nagy en guitarra acústica) y hasta se animó con un solo de viola que fue reverenciado por sus propios compañeros. Realmente sorprende la labor del hombre de rastas ya que en muchas ocasiones pareciera que Kapanga cuenta con dos guitarristas en lugar de uno sólo debido a la técnica y el poderío que le imprime Miguel a los temas.

Sin dudas, hubo una sección que fue muy festejada por el público y se trató de los “enganchados”. En primer lugar, sonaron las melodías cuarteteras de la mano de “Elvis”, “Maté a mi madre”, “Extraño” y “Desesperado” lo cual desató el baile generalizado en el campo y las tribunas del Luna. El otro compilado que se escuchó estuvo compuesto por el costado más punk del grupo: “El cuento de los tres kovannys”, “Labios” y “Go”. 

Tratándose de una fecha tan importante, los viejos kapangueros tuvieron la oportunidad de recordar algunos viejos temas que la banda no suele tocar en vivo como “El loco”, “Mujeres”, “Amor secreto”, “Agujita de oro” y “Amor de mañana”. A esta altura el recinto de Corrientes y Bouchard era literalmente un hervidero, el calor humano hacía transpirar las paredes pero esto poco le importaba al público que seguía con su particular fiesta. El Mono no se cansó de agradecer a la gente y recordarles que en gran parte Kapanga había llegado hasta ahí por ellos.

Por el lado de los invitados, además de los mencionados Karamelo Santo, se subieron a cantar Fernando Ruiz Díaz (Catupecu Machu) en “El Universal”, Cristian Algañaraz en “Rock” y Pablo Romero (Árbol) en “La taberna” que tuvo el pogo más grande de la velada. Sin embargo, el momento más emotivo se vivió cuando el ex bajista de la banda, Marcelo “Balde” Espósito, sumó su voz en “Una nube” llevándose así una gran ovación que duró varios minutos. Todos los invitados se llevaron una copa como souvenir de su participación en el concierto.

Si hay algo que caracteriza a los quilmeños es que son dueños de una versatilidad única que les permite ser los jodones del evento como en “La Karavana” y también ponerse serios como en “Postal” e “Indultados”. El final del show llegó con viejos clásicos ineludibles como “Cecator el borracho”, “Me mata” y el infaltable “Mono relojero”.

Instaurado como “el día de la lealtad kapanguera”, el 17 de mayo quedará en el recuerdo de todos los que estuvieron presentes en el Luna Park como la jornada en que Kapanga cumplió uno de sus sueños. Porque nada es casualidad en la vida y el lleno total del Palacio de los Deportes significó un premio al esfuerzo de la banda.

TODAS LAS FOTOS