Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

El Otro Yo

20 años fuera del tiempo

Cronista: Gentileza: Sabrina Barbalarga | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

14 de Junio, 2008

20 años fuera del tiempo

El Otro Yo presentó su último disco y festejó los 20 años de la banda el pasado sábado en el Estadio Obras.

Luego de un par de años, El Otro Yo hizo pie por quinta vez en su historia en Obras para presentar oficialmente su octavo trabajo de estudio “Fuera del Tiempo” (2007) y festejar los 20 años de trayectoria junto a tres bandas amigas.

A eso de las 19, los primeros fans fueron llegando al barrio de Nuñez para ver la apertura de la jornada de la mano de El Mató a un Policía Motorizado seguidos de Charlie 3. El Estadio Obras siguió colmándose en su mayoría de adolescentes, que pasadas las ocho y media de la noche presenciaron el punk melódico de Shaila. Estos chicos oriundos de Flores, liderados por el cantante Joaquín Guillén, tocaron por casi una hora dando un show con algunos problemas de sonido pero potente, bien coordinado y prolijo que fue bien recibido por el colorido público de EOY.

Luego de la larga espera y de los tres grupos invitados, con el típico aire adolescente que los sigue caracterizando a pesar de los años transcurridos, finalmente entraron a escena Cristian Aldana (guitarra y voz), Gabriel Guerrisi (guitarra), María Fernanda Aldana (bajo y voz) y Raimundo Ray Fajardo (batería) al ritmo de “Apocalipsis”, justamente el  primer tema de Fuera del Tiempo. Durante toda la primera parte, el show siguió con muchas canciones del trabajo en cuestión como “Locomotora”, “Cometa”, “Corazones”,  “Sádico” y con algunos pocos viejos como “10.000.000”, “Autodestrucción” y “Me harté”. Durante este set no hubo nada que sobresaliera, salvo el solo de Ray que cerró “Delirio Universal” pero que mantuvo al público tranquilo, agitando sólo un poco más en las canciones antiguas pero guardando las energías para los clásicos del grupo que todos estaban esperando.

Luego del primer intervalo vino el momento más emotivo de la noche con un mini set acústico donde un cielo estrellado se proyectaba en las pantallas del escenario y Fernanda desde lo alto y con una túnica blanca invadió con su aguda voz el (¿ex?) mítico estadio de Avenida del Libertador. Encendedores en mano, besos y abrazos se veían entre los miles de púberes mientras sonaban “Dibujito”, “A volar” y “Descripción”.

De esta manera, con un ambiente que venía demasiado calmo, musicalmente chato y moderado cerró la primera parte del recital. Seguidamente, después de más de una hora de show, llegaron los temas más fuertes y provocadores, con los que la banda logró transmitir otra energía llegando incluso a romper un pequeño teclado contra el suelo. A partir de ahí,  la noche remontó de la mano de las viejas canciones que alguna vez caracterizaron al grupo de Temperley como “69”, “La tetona” y “Sexo en el elevador” que pusieron a todo el mundo a saltar por casi una hora.  Es que tuvieron que llegar los clásicos para convertir a la noche en la verdadera fiesta que ameritaban estos 20 años de trayectoria.

Sin embargo, el final llegó con “Volcán”, último tema de la placa que se presentaba, y cerró así una noche que empezó demasiado tranquila pero que supo llegar al nivel de potencia y energía esperado, para dejar a los miles de fans que asistieron al evento más que satisfechos.

En síntesis, El Otro Yo presentó su nuevo material sin producir demasiado entusiasmo en su público pero luego logró repuntar y cerrar la noche con alegría al ritmo de sus viejos clásicos dejando conformes a sus fanáticos.

TODAS LAS FOTOS