Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cielo Razzo

Como en casa

Cronista: Gentileza: Gonzalo Sanchez Segovia | Fotos: Beto Landoni

12 de Julio, 2008

Como en casa

Antes de presentarse por primera vez en el Estadio Luna Park, Cielo Razzo realizó dos fechas en Willie Dixon de Rosario y El Bondi viajó para traerte todos los detalles.

Tras un par de horas de viaje llegamos a la bella ciudad de Rosario y su gente, más cálida y abierta de lo que estamos acostumbrados, nos recibió de la mejor manera. La cita era por la noche en el mítico local Willie Dixon para ver a Cielo Razzo, grupo oriundo de esta ciudad.

Pasadas las doce de la noche, la banda subió al escenario y abrió el juego con “Resto”, canción de su último disco Grietas (2007). El show comenzó tímidamente, con el grupo calmado y el público un poco distraído. A medida que pasaban los minutos, la banda comenzaba a aceitarse y con “De caer”, un tema mucho más intenso, lograron atraer la atención de la gente. Siguieron sonando canciones del último disco como “El huracán” donde Pablo Pino aportó una guitarra acústica además de su voz.

La noche transcurría y el show tomaba la intensidad deseada a medida que el público se conectaba con lo que el grupo intentaba transmitir, tal el caso de una nueva versión de “Mujer” cosa que sucedería con otras canciones a lo largo de la noche. Llegó el momento para bajar los decibles y el "Pájaro" Almirón y Fernando Aime tomaron sus guitarras acústicas para un hermoso set donde ambos lograron lucirse con “Esa brisa” y “Puta”. Luego con una “mini orquesta” invitada (un violín, un cello y una flauta traversa), que desgraciadamente nunca llegaron a escucharse muy claramente, tocaron “La cruz” y “La cuna del sol”.

Otra canción versionada fue “Alma en tregua” que hizo saltar a toda la audiencia y luego subió “Lolo”, cantante de Fluido (otra banda rosarina), para “Santos”. Cuando el show parecía estancarse, la banda sacó algunas de sus canciones más rockeras, como “Luminoso”, “Luna”, “H” y “Satiretalised”, en las que el público se prendió y acompañó saltando y cantando cada estrofa. Volvieron a usar las guitarras acústicas, pero esta vez para “Qué se yo”, donde el baterista Javier Robledo se animó a cantar unas líneas.

Hubo tiempo también para algunas estrofas de “La rubia tarada” el clásico de Sumo, pasó “Barek” del disco Grietas y luego “Quizás si” una joyita del primer disco de la banda. Ya hacia el final empezaron a sonar canciones viejas como “Chapa y bandera” y “Vueltas”, del disco “Código de Barras” (2003) y, para cerrar, dos de los temas más coreados y saltados: “Carne 2” y “Sin salida” del primer disco Buenas (2001).

Cielo Razzo deleitó al público de su ciudad natal con un show de tres horas donde a pesar de que por momentos parecía quedarse sin fuerza, siempre logró volver a subir, en un paso importante antes de presentarse en el Luna Park donde intentarán deslumbrar al público porteño.

TODAS LAS FOTOS