Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Muse

Volumen demoledor

Cronista: Gentileza: Sebastián Barrera | Fotos: Beto Landoni

23 de Julio, 2008

Volumen demoledor

Muse se presentó en el Gran Rex con el cartel de “mejor-banda-en-vivo-del-mundo” debajo del brazo. Los fanáticos disfrutaron de ochenta y ocho minutos de rock fuertísimo, sin pausas ni objeciones.

Todo aquel que no conoce a Muse tiene a un amigo al lado diciendo que se parecen a Radiohead. Ahí el pibe arranca emocionado y dice que la banda no podía firmar ningún contrato por semejante copia y que Thom Yorke se puso en caprichoso. Pero la verdad es otra, más después de los dos shows que realizaron en el Gran Rex: Muse suena a todo: Guitarras de Tom Morello y Brian May, gritos de Mercury y Hendrix, arreglos de Ok Computer y Kid A de Radiohead, hasta a Jeff Buckley y sus melodías contagiosas. Todo bien ordenado, sin pifies, jugando a hacer música sucia pero bien prolija.

Muse es un trío fuertísimo pero con la buena habilidad de hacer tararear un tema hasta el hartazgo. Las melodías se esconden entre riffs y platillos gigantes, la voz de Matthew Bellamy es tan sinfónica y potente, que en temas como “New Born” o “Feeling Good” no dan ni ganas de saltar, solo mirar y sonreír, apenas un poco, de un show de, para muchos, la mejor banda en vivo del mundo (no lo serán, bueno, pero el nivel es envidiable).

Las entradas rondaban los doscientos pesos, y los dieciséis temas de la noche dejaron con ganas de un poco más. El fanático pidió un ratito pero salió conforme con algunas joyitas como “Sunburn” y “Plug in Baby” de los primeros discos y de la presentación de su último trabajo en vivo, “HAARP”, con temas como “Time is Running Out”, “Hysteria” y el gran final con “Knights of Cydonia”.

Una pantalla gigante sirvió como único decorado, el humo los ocultó en los momentos justos y el volumen, siempre alto, ayudó en un show para ver, prestar atención y disfrutar de una banda distinta, sí, pero parecida a un montón de cosas que siempre nos gustaron.

TODAS LAS FOTOS