Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cabezones

No tan solo

Cronista: Gentileza: Sabrina Barbalarga | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

25 de Julio, 2008

No tan solo

Con una formación renovada, y Cesar Andino como único miembro original, Cabezones presentó su nuevo material de estudio  “Solo” en La Trastienda.

Un mes después de presentar "Sólo" (2008) en Santa Fe, el pasado sábado Cabezones cerró la gira nacional del disco en La Trastienda. El telón se abrió casi puntualmente y César “Cee” Andino (voz) junto a los nuevos integrantes de la banda, “Pollo” (guitarra), “Natas” (bajo), Pablo (guitarra), Manu (batería) y Diego (arreglos y teclados), todos vestidos de negro con algún detalle rojo y con el símbolo del grupo de fondo, arrancaron la noche de la mano de “Mi camino es ningún lugar”, en la que intercalaron algunos versos de “Ala Delta” de Divididos, y a la que le siguió “Hombre Paranoico”. Tampoco faltó el cover de “Sueles dejarme sólo” de Soda Stereo presente en su disco “Alas”, grabado allá por el año 2000 bajo el padrinazgo del ex Soda, Zeta Bossio.

Además, el show contó también con un emotivo y melancólico mini acústico, compuesto por tres temas de la última placa, donde Cee cantó “Si pudiera” apoyado solo por el tecladista, a la que le siguieron “Raíz”, un acústico homenaje a la amistad cantado y tocado con su guitarra íntegramente por el frontman del grupo, y “Dark” con toda la banda arriba del escenario.

Toda la noche estuvo cargada de una fuerte emotividad, en donde el líder del grupo se emocionó reiteradas veces, recordó a Gaby Ruíz Díaz, y agradeció a su público el apoyo incondicional que le dieron y le siguen dando luego de su accidente, y el alejamiento de los miembros originales de la banda.

A lo largo de la noche, el repertorio siguió girando alrededor de temas de todos los discos de la banda. A pesar de frío, la temperatura fue subiendo cada vez más hacia el final con canciones más power como “Despegar”, “Ojos en mi espalda” , “Ella se olvido de mi”, y cerró en su punto más alto con “Frágil”,  al tiempo que Natas tiraba impulsivamente su bajo al público.

A pesar de las diferencias en la formación, Cabezones suena igual o mejor que antes, ya que las cuerdas y el piano le aportan un matiz superior a su música. La banda sigue conservando su identidad, su sonido denso y oscuro, la misma esencia, y debe ser por todo esto que sus fanáticos no los dejan solos.

TODAS LAS FOTOS