Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Joe Satriani

Dedos motorizados

Cronista: Gentileza: Gonzalo Sanchez Segovia | Fotos: Beto Landoni

25 de Julio, 2008

Dedos motorizados

Joe Satriani pasó por el Estadio Obras en el marco de su gira internacional para presentar su último trabajo, Professor Satchafunkilus and the Musterion of Rock.

Viernes por la noche y al estadio de Núñez se acercaba un público de todas las edades, probablemente la mayoría guitarristas, algunos bajistas y otros colados que simplemente disfrutan de los rápidos dedos de Joe Satriani, quién pasó por Buenos Aires para deleitar a su público con su veloz estilo para tocar la guitarra, sus canciones más nuevas y algunos temas viejos. Dentro del estadio, bastante vacío, se vivía un clima tranquilo pero con un público ansioso de que salga “el Pelado”.

Pasadas las nueve de la noche, se apagaron las luces y se encendió la pantalla con la frase “I just wanna rock”, canción que le dio comienzo al show de la forma más rockera. Desde el principio del recital, Satriani desplegó todo su virtuosismo y velocidad en los solos que ofrecía al público con sus típicas expresiones. Pasaron “Overdriver” también del último disco y luego “Satch Boggie” donde mostró otras técnicas, como el tapping, de la que fue uno de los precursores.

Un pequeño intervalo fue aprovechado para cambiar de guitarra y presentar a la banda formada por Stu Hamm en bajo, Jeff Campitelli en batería y Galen Henson, en la guitarra rítmica obviamente. Continuó tocando los temas de su último disco "Professor Satchafunkilus and the Musterion of Rock" como “Diddle-y-a-doo-dat”, “Ghosts” y “Revelation” pero con algunos temas de sus primeros trabajos intercalados como “Ice 9” que fue recibida con mucha alegría por la audiencia.

Sonó “One big rush”, con un aire más blusero, luego “Time Machine” un poco más tranquila que el resto del repertorio, “Cool #9” una buena base para las improvisaciones de Satriani y “Andalucía” un guiño flamenco y con Galen Henson en la guitarra acústica sirvió para cortar un poco con el clima siempre al palo de Satriani. Llegó el momento del solo de bajo en manos de Stu Hamm quién deleitó al público con un momento de tranquilidad con “Going to California” de Led Zeppelín y luego desplegó toda su técnica.

Ya hacia el final hubo tiempo para algunas canciones más viejas como “Cryin’”, “Always with me, always with you” y “Surfing with the alien”, tras un descanso Satriani volvió al escenario entretuvo al público haciéndolo cantar algunas frases y yeites de guitarra y luego sonó su clásico “Summer song”.

Joe Satriani pasó por Buenos Aires y brindó un show homogéneo: no faltaron los solos de guitarra a toda velocidad y pese a que por momentos se puede tornar un poco aburrido, ya que el formato del recital no varía mucho, seguramente fue más que suficiente para los fanáticos del “Pelado” y los amantes del virtuosismo.

TODAS LAS FOTOS