Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Superlógico

Placebo ricotero

Cronista: Gentileza: Sabrina Barbalarga | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

02 de Agosto, 2008

Placebo ricotero

El pasado sábado Superlógico, la banda tributo a Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, intentó revivir las antiguas misas redondas en el barrio de Palermo Hollywood.

Mientras la mayoría de las bandas se van haciendo en el under con esfuerzo y dedicación, buscando una identidad propia durante años, y apenas si pueden salir de ese circuito, otras bandas con identidad ajena, en apenas cuatro años, logran participar en varios festivales del país y hacer unas cuantas presentaciones en locales grandes. Este es el caso de Superlógico, una banda tributo, que desde fines del año 2004 intenta recrear, con el mayor de los respetos y bastante éxito, los recitales de una de las más grandes formaciones de rockanroll de la historia argentina, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

El sábado pasado, después del show de Cola de Pato, a eso de las 23:20, subieron al escenario de Niceto Fabián Peluzzi (voz) lookeado, con anteojitos y todo, como el Indio Solari, Julio Arce (bajo), Fernando "Cuervito" (guitarra), "Chupete" Ramírez (guitarra), "Luque" (batería) y "El Cuervo" López (saxo) para abrir el recital al ritmo del clásico “Nuestro amo juega al esclavo”, a la que le siguió “Maldición va a ser un día hermoso” y “Yo no me caí del cielo”.

Luego siguieron otros clásicos ricoteros, como “El pibe de los astilleros”, “Preso en mi ciudad”, “Ropa Sucia”, “Mariposa Pontiac”. Veinte fueron en total los hits de los Redondos que Superlógico interpretó por poco más de una hora y media sin agregar siquiera un acorde de más a las versiones originales.

Quizá haya sido porque el barrio no tenía mucha pasta redonda, o porque en la puerta del boliche pedían documentos para entrar y varios se tuvieron que quedar afuera, pero la verdad es que no había tantos fanáticos, y los que estaban se mostraron bastante tranquilos. Igualmente, más hacia el final, el público mostró su estirpe rockera agitando al ritmo de “Jijiji” para cerrar con todo este intento de “misa pagana” mientras Fabián imitaba la voz del Indio y se veían varias parejas haciendo algunos pasos de rock en “Un ángel para tu soledad”.

No hay mucho más para comentar respecto a este show, esta banda tributo suena muy bien y bastante parecida a la original, a pesar de que ninguno de los violeros sea Skay precisamente. La voz del cantante se asimila mucho a la del Indio y si bien, no es lo mismo, mientras los antiguos y nuevos fanáticos siguen esperando que la mítica banda se vuelva a juntar, pueden conformarse con escuchar algunos de los clásicos de Los Redondos en vivo por un rato a manos de Superlógico.

TODAS LAS FOTOS