Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

El Vuelto S.A.

Todo sigue igual

Cronista: Gentileza: Gonzalo Sanchez Segovia | Fotos: Beto Landoni

15 de Agosto, 2008

Todo sigue igual

La banda de Sokol volvió a tocar en El Teatro de Colegiales para su devoto público.

Es inevitable seguir relacionando la imagen de Alejandro Sokol con Las Pelotas y el viernes pasado en el Roxy no fue la excepción: la misma gente, las mismas remeras, los mismos cantos. Es imposible no ver también el cariño que despierta el cantante en sus seguidores y la devoción que tiene su público que lo sigue pase lo que pase.

Luego de la presentación de Ácido Profundo, la banda soporte que tocó ante una escasa concurrencia, alrededor de las 22 subió El Vuelto S.A. cuando ya el recinto se encontraba lleno. El comienzo fue con “Orugas” seguido de “Día feliz”, “Gusanos” y “Muchos mitos” y así el grupo se dedicó, con un buen sonido, a recorrer la discografía pelotera. La gente disfrutaba, saltaba y cantaba como si nada hubiese pasado, mientras el cantante hacía sus típicos gestos y pasos de baile.

El Vuelto S.A. suena sólida, cuenta con tres guitarristas, aunque seguramente uno esté de más, y teniendo en cuenta que la voz sigue siendo la misma, si uno cierra los ojos tal vez no note que no están presentes el resto de los integrantes de Las Pelotas. El recorrido continuó con “El Peor”, “Si sentís” y “Corderos en la noche”, para llegar al primer cover de la noche, una buena versión de “China girl” de David Bowie.

Dentro de este esquema se movió el setlist. El único tema original de El Vuelto S.A., “Cría de lobos”, pasó algo desapercibido entre tantas conocidas y dos creaciones de Sumo fueron muy bien recibidos por la audiencia. Así fue que en “Heroína” y “Teléfonos/White trash”, Sokol se calzó una guitarra y la gente ayudó con sus voces para el final de saxo antes de continuar con más temas de Las Pelotas como “Veinte minutos”.

Para los bises quedaron dos covers más, “Come together” de los Beatles y el clásico de Pink Floyd “Another brick in the wall”; y como cierre, para dejar a todos contentos, otro viejo pelotero, “Astroboy”.

Sokol volvió a comprobar que su público lo sigue sin importar lo que pase o lo que haga y brindó un show contundente repleto de canciones conocidas. Sigue demostrando que puede llenar teatros si se lo propone aunque ya es necesario un disco con canciones nuevas para que finalmente su actual banda adquiera nombre propio.

TODAS LAS FOTOS