Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Nonpalidece

Reggae desenchufado

Cronista: Gentileza: Sol Romero Laguna | Fotos: Beto Landoni

23 de Agosto, 2008

Reggae desenchufado

El sábado por la noche Nonpalidece se presentó en el Teatro de Flores para brindar un show distinto al habitual, con versiones al estilo “unplugged”.

A pesar de la incertidumbre que generaba el show que habían preparado Néstor Ramljak y su grupo, el local ubicado en Rivadavia al 7800 fue llenándose con los seguidores de siempre, que sabían que se encontrarían con algo nuevo.

Un rato antes de las 21 y con un público que emanaba tranquilidad, el telón del teatro se abrió para dar comienzo al show con “Dame luz”. Sorpresivamente se lo vio a Néstor sentado al frente del escenario llevando consigo una guitarra.

Los temas de la primera parte de la noche fueron todas versiones acústicas ejecutadas por un set de guitarras acústicas y mayor percusión a la habitual y, para el agrado de los presentes, no resultaron para nada aburridas, sino que continuaron con la paz y la tranquilidad que caracteriza a los shows de Nonpalidece.

Con “Revolución” y “Nuevo Día” (que le da el nombre a la segunda placa, de 2004) el público comenzó a bailar y a cantar cada vez con más fuerza. “Dime ya” fue sin dudas uno de los temas más calmos de la noche, y el clásico “La flor” fue el más coreado. Además, la multitud parecía desenfrenada con su canción de amor, y al ritmo de la melodía se escuchaba “y dale, dale, Nonpa”, como queriendo agasajar a la banda.

Luego de “Reina” (del disco “Dread al control”, 2000) y “Libre al fin” (perteneciente a “Hagan correr la voz”, 2006) se cerró el telón y hubo un intervalo. Unos momentos más tarde, nuevamente aparecieron los integrantes de Nonpa en escena y con “Tu presencia” dieron comienzo a la segunda parte del show, ya no en formato acústico, sino con los temas en sus versiones originales.

Con la seguidilla “Love song”, “La sonrisa” y “Reggae en el universo” el público se llenó de energía y comenzó a saltar y a bailar. La alegría de la gente se notaba en las buenas vibras que flotaban en el aire.

“Dread al control”, “Para dónde corrés?” y “Fin de siglo” fueron cerrando la noche con la compañía del músico invitado, Benjamín (de la banda jamaiquina Pure Feeling). Como era de esperar, y ante el constante pedido del público para que la fiesta siguiera un poquito más, la banda se subió nuevamente al escenario para tocar por segunda vez “La flor”, el clásico que cerró definitivamente el show.

Con las buenas vibras de siempre, Nonpalidece dio un show impecable repasando sus tres placas y dándose el lujo de tocar versiones “desenchufadas” de varios de sus temas. Sin lugar a dudas, una noche para no olvidar.

TODAS LAS FOTOS