Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Asesinos Cereales

Ska homicida para empezar el día

Cronista: Gentileza: Leandro Falcón | Fotos: Beto Landoni

05 de Septiembre, 2008

Ska homicida para empezar el día

Bajo el slogan “hoy la revolución empieza en tu cabeza”, y con la excusa de presentar su segundo video “Revolución Ska”, el octeto de zona norte surfeó una lista de 25 temas en el SuperRock.

Varios punks afilaron pacientemente sus crestas en la noche del viernes para disfrutar de las bandas soporte. Primero estuvo Enjoy this Ride, que sonó bastante afinada y cantable, cualidades para muchos envidiables en el circuito under nacional. Y luego Cigarro Mojado que, a pesar de su yerba húmeda, prendieron en alguna que otra de sus canciones estilo punk rock melódico, pero con cortes y sorpresas de cambios de ritmo que hacen voltear la cabeza para ver qué está pasando.

Asesinos Cereales, abrió su show con “Podría ser viernes”, acorde con la fecha en cuestión. El show empezó cerca de las 21.00, para comodidad de los que no quieren trasnochar para escuchar música. Al momento de ver particularidades, tiene peso la diversidad de instrumentos que figuran en sus filas. Una sección de vientos, algo más modesta que la que suena en los discos, pero no por eso menos efectiva; y un acordeonista invitado (Albert para los amigos) dieron pinceladas de escape de la típica formación de guitarra, bajo y batería. Entre anarquismo y anarquismo, se dieron el lujo de tocar un par de covers: La melodía subversiva de la clásica “Sr. Matanza” de Mano Negra y el tema de Eddy Grant, “Police on my back”, más conocido por la versión de The Clash.

La propuesta de los Asesinos Cereales cuenta con un bagaje importante de contenido ideológico y político. Letras que protestan contra la globalización y que hablan de un mundo “…sin riqueza y sin pobreza…”, como se podía escuchar desde la feria armada en donde se vendía el merchandising de la banda; todo enmarcado en un mensaje de lucha contra el sistema. Las consignas revolucionarias tomaron forma tangible de la mano de la gente de Semiyero, una iniciativa que busca la “resignificación de espacios musicales” mediante la colecta de alimentos no perecederos, ropa y útiles en conciertos de rock para donar a distintos espacios sociales.

En el intervalo, las luces bajaron y una voz en off empezó a relatar lo que parecía un discurso político: "Una revolución no es una fiesta, ni escribir un ensayo, ni pintar un cuadro. Ni tampoco hacer un bordado. No puede ser tan refinada, tan arreglada y suave. Tan moderada, amable y cortés, reprimida y magnánima…”. Son palabras del líder chino Mao Tse Tung, y acompañaron las imágenes de “Revolución ska”, el videoclip que la banda estrenó la noche del viernes.
 
La música de los Asesinos Cereales tiene una reconocible afinidad sonora con la de los simpáticos madrileños de Ska-P, confesa banda amiga que volverá a nuestro país en noviembre luego de su retiro voluntario. Se destacaron temas como “Mal del Norte”, “Sin Fronteras”, y “Carpe Diem” y la banda sonó apretada y prolija en su show largo ante una buena cantidad de gente, que los solidifica cada vez más en la escena nacional

Con todo éxito, los Asesinos Cereales llevaron su ska saltarín al microcentro en una noche pogueada, pero vivida en paz y armonía. La banda suena bien, su mensaje es positivo y eso no es poca cosa.

TODAS LAS FOTOS