Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

OvejaS

La mano que ofrece rock

Cronista: Gentileza: Juan Manuel Blanco | Fotos: Beto Landoni

05 de Agosto, 2008

La mano que ofrece rock

Convido se presentó el último viernes en el CBGB con el fin de celebrar su segundo año de vida, y de paso despedirse de “Mutar”, su primer disco. Junto con Ovejas, banda que abrió la velada, calentaron la noche más fría del año

Cuando subieron al alto escenario del CBGB, María Florencia (voz y guitarra), Ani (bajo y coros) y Elixa (batería y coros), el antro que hasta entonces olía a cerveza y cigarrillo, se perfumó con la embriagadora fragancia de Ovejas. El poderoso y dulce trío femenino cautivó al público, entre quienes se encontraba Fernando Pita, el mítico guitarrista y fundador de los Heroicos Sobrevivientes, con temas como “Soledad”, “Acordes” y “Extrañarte”, todos pertenecientes a su único disco, “Al natural” (2008) que sirvieron para calentar la fría noche.

Luego de Ovejas, entró al lugar la monada más fervorosa al mejor estilo barra futbolera, y entre bombos, banderas y redoblantes, ocuparon el CBGB, con cánticos sobre la bonanza del alcohol y pidiéndole a Convido mucho rock and roll. A las dos de la madrugada, los cinco músicos escalaron el escenario para abrir el juego y tras un atril de cartón Ari Vazquez comenzó a entonar la primera estrofa de “Veletas”, mientras Pablo San Martín (guitarra), Tomás Bruges (guitarras), Nicolás Ferreiro (bajo) y Mariela Acosta (batería) destilaron los acordes rockeros del tema.

Continuaron con “Hastío” “Retazos” e “Incomunicado”, y entre tema y tema la gente le pasaba a Ari una botella de plástico con una “gaseosa” amarilla y espumante que sirvió para aplacar la sed del grupo. Siguieron con “Caballos artificiales” “Llueve” y “Hambre”, para luego pasar a la típica presentación de cada uno de los músicos, donde se destacó la potencia y velocidad de la batería de Mariela, para demostrar que el rock no es sólo cosa de hombres.

La intensidad bajó unos decibeles de la mano de “Dolor”, un tema que formará parte del próximo disco y que contó con un sentido prólogo de Ari recordando el juicio por Cromañón. En un clima más relajado y con los músicos sentados en el escenario, Convido hizo callar a toda la monada que con un silencio de misa escuchó atentamente toda la canción, y el aplauso cerrado del final fue la medida justa para un tema que llegó hasta lo más hondo.

Para volver a levantar y sostener al público en las bellas alturas del rock, la banda expuso un trípode que hizo mover los cimientos del CBGB: “Sin hilo” de Las Pelotas, “Rock para el negro Atila” de Los Redondos y “Estallando desde el océano” de Sumo fueron los clásicos elegidos para un popurrí que incendió la noche.

Llegando al final “Revolver”, “Partidas” y “Anestesia” continuaron avivando el fuego de la gente, que explotó por completo en el último tema donde, como dice el título, “Pasó de todo”, hasta un par de ebrios se subieron al escenario y fueron amablemente invitados a bajar por un personaje de grueso calibre. Todo concluyó con la gente cantándole el feliz cumpleaños a la banda.
 
Con tan sólo dos años de vida, un disco editado y un segundo por venir, Convido se encuentra en un momento propicio para acomodarse en el difícil circuito del under y  seguir ofreciéndole a toda su gente honestidad, poesía urbana y mucho rock and roll.

TODAS LAS FOTOS