Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Rata Blanca

Poder vivo

Cronista: Gentileza: Gonzalo Sanchez Segovia | Fotos: Beto Landoni

08 de Septiembre, 2008

Poder vivo

Rata Blanca volvió a presentarse en Capital después de un largo tiempo: fueron dos shows íntimos en La Trastienda en los que la banda presentó su último disco antes de irse de gira.

Lunes por la noche en el barrio porteño de San Telmo. No es un día normal para un recital de rock, pero la intención de Rata Blanca era reencontrarse con su público porteño, ya que su última presentación en Capital había sido en marzo y en el marco de un festival, no en una fecha propia. Por lo tanto, antes de emprender una gira que los llevará por norte del país y Uruguay, decidieron volver a deleitar a sus fanáticos y aprovecharon para presentar su nuevo álbum, que está en la calle hace menos de un mes.

Antes de las 21 hs. las luces se apagaron y comenzó a sonar “Las voces del mar”, la intro del último trabajo y pegada “El reino olvidado”, canción que le da nombre al nuevo disco. El público respondía con devoción, la espera se había hecho larga pero ahora era una realidad. Luego de “La otra cara de la moneda” y “Volviendo a casa”, un gran hit, Adrián Barilari saludó a su gente con energía y comentó que las nuevas canciones se irían mezclando con las viejas, y con aquellas otras que nunca pueden quedar afuera de la lista.

Tras “El círculo de fuego”, otra nueva, Barilari preguntó: “¿Las canciones van?” y la inmediata respuesta del público no dejó ninguna duda de que realmente iban. La banda continuó con algunos clásicos como “Sólo para amarte”, del primer disco editado en 1988, y “La llave de la puerta secreta”, una no tan vieja pero que se afirmó en el repertorio del grupo. Llegó el turno del saludo de Walter Giardino quien, además de castigar al iluminador que lo estaba dejando a oscuras, dijo: “Cualquier lugar es bueno para juntarnos y hacer rock”, justificando las fechas de la banda en La Trastienda y no en un estadio más grande.

Tras “Diario de una sombra”, una muy buena y poderosa canción, llegó el momento para que Giardino muestre que es uno de los guitarristas más virtuosos de Argentina: su solo atravesó diferentes estados y además repasó algunos clásicos de la historia del rock, como “Voodoo chile” de Jimi Hendrix y “Confortably Numb” de Pink Floyd. Luego, para desatar el pogo, sonaron: “Aún estás en mis sueños”, “71-06 (Endorfina)” y “Chico callejero”. El calor se apoderó del lugar, arriba y abajo del escenario: todos lo podían sentir, pero no molestaba, era una consecuencia de lo que la banda le entregaba al público y cómo éste le respondía. El solo de batería en manos de Fernando Scarcella también incluyo un fragmento de “The mule” de Deep Purple y una zapada al estilo de la banda inglesa, que está marcada a fuego como la mayor influencia de Rata Blanca.

Luego de un intervalo para recuperar las fuerzas, la banda volvió a salir a escena y para desatar la locura del público, se despidió con tres clásicos: “Guerrero del arco iris”, “Mujer amante” y “La leyenda del hada y el mago” en un cierre explosivo.

Rata Blanca se reencontró con su gente y brindó dos fechas íntimas en La Trastienda. Con un gran sonido y una lista de temas demoledora hizo de este concierto algo para no olvidar.

TODAS LAS FOTOS