Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Chingada

Nuevas miradas

Cronista: Gentileza: Natalia Otaegui | Fotos: Beto Landoni

22 de Noviembre, 2008

Nuevas miradas

La Chingada tocó el sábado en el Dub Club y con la excusa de cerrar el año, siguió presentando su último disco y deleitó a su público en un espontáneo carnaval agotador.

Pasada la medianoche, La Chingada salió a escena ante un público que los recibió con lluvia de papelitos, globos y las banderas que no dejaban de flamear entre la gente. Desde el principio no se sucedieron los agradecimientos del cantante Ale Cendon a todos y cada uno, por tantas muestras de cariño.

 “Como llegar” contó con la participación en teclados de Alexis Gagliardi integrante de Cannas Verdes, banda amiga que había tocado anteriormente. Dentro de la extensa lista de temas, se lucieron “Mi mano”, “La mochila”, “Mi verdad”, “Cuando” y “Miradas Nuevas”, el tema que le da el título al segundo álbum de la banda, editado este año.

Especialmente dedicadas a los seguidores de los primeros tiempos, sonaron “Primero (tacharé)” y “Siempre”, que ya pasó a ser un clásico para todos, y hacia la mitad del show, hicieron un lugar para “Pejerrey”, de Los Caballeros de la Quema, con el toque personal de la banda. El Dub estaba lleno y, con un calor más que sofocante, fue pasando la  noche con mucha energía tanto desde el escenario como de la gente, que no dejaba de moverse pese a la temperatura.

Acompañados por familiares y bandas amigas, los chicos de La Chingada fueron dejando lo mejor de ellos en una noche cargada de felicidad, con anécdotas contadas desde el escenario, para todos los gustos y de todo tipo,. Hasta regalos recibieron los músicos, cuando desde el público tiraron una toalla firmada por las fans, que Ale recibió más que contento, debido a la temperatura del lugar.

La banda que se completa con Cristian (bajo), Patín y Juan (guitarras), Piru (batería), Beto (saxo) y Chipo (armónica) se lució en una noche para recordar, totalmente sueltos, relajados, en su ambiente y con su público en una íntima complicidad. Los chicos quedaron asombrados cuando en medio de uno de los temas la gente sacó espuma y empezó el carnaval en medio del recital, una sorpresa más que se agregaba a la fiesta. La noche fue llegando a su fin con los ánimos bien arriba, y nadie quería moverse de sus lugares, cerrando una larga jornada de rock.

En una noche para recordar, llena de miradas nuevas y pensando en la frase de Ale “vamos a llegar hasta donde ustedes quieran”, La Chingada cerró el año esperando novedades para el 2009.

TODAS LAS FOTOS