Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Las Pelotas

TUCUMÁN Y UNA CUENTA PENDIENTE CON EL ROCK

Cronista: Gentileza: Gaby Salomone | Fotos: Beto Landoni

02 de Abril, 2005

TUCUMÁN Y UNA CUENTA PENDIENTE CON EL ROCK

La fiesta rockera en Tucumán que cerraría la Gira Norte Rock con tres días de recitales dejó a muchos con el sinsabor de lo inconcluso, tras la primera jornada de shows el festival fue clausurado en medio de variadas versiones

Mochila al hombro y pasaje en mano. Así arrancó La Bitácora el viaje de 1200 kilómetros que cubren el recorrido desde Capital a Tucumán. Una distancia similar, algunos menos, recorrerían unas 20 bandas para participar del festival rockero de tres días (1,2 y 3 de abril) que cerraría la Gira Norte Rock en el “Jardín de la República”.

El clima no estuvo de nuestro lado, y las circunstancias tampoco. Tras la primera jornada de shows en el que las Pelotas hicieron delirar a una multitud empapada de agua y rock, el festival debió suspenderse dejando pendiente las últimas dos noches en las que estaba previsto que toquen Karma Sudaca, La mancha de Rolando, Carajo, Arbol, Los Ratones Paranoicos, Dividido, Miranda!, Kapanga e Intoxicados, entre otros.

La clausura, por ruidos molestos, en el estadio donde se realizaba el festival, la adhesión al duelo por la muerte de Juan Pablo II y denuncias sobre intentos de cobrar coimas por parte de la municipalidad tucumana, fueron algunas de las versiones que circularon acerca de los motivos que obligaron suspender lo que restaba de festival.

Pero vamos por partes, la primera jornada rockera alcanzó a completarse. Tucumán nos recibió con una lluvia torrencial, la misma que cubría al estadio Central Córdoba, donde, desde las 5 de la tarde, con su apertura, las bandas locales Aridos del Norte, Nómine, Trilogía y Mayday lograron, de a poco, que el público que iba ingresando al show abandonara los sectores techados de las plateas y el gimnasio para saltar empapados frente al escenario.

“Bienvenidos para esto, la última razón de todo” , dijo el cantante deNómine al abrir la jornada con el tema que lleva la frase, y claro, sin dudas el rock es más que una razón para vencer el frío y la lluvia implacable que azotaba la tarde. Los siguieron el power trío tucumano encabezado por Daniel Amani en voz y guitarra. El líder de Trilogía desplegó durante 30 minutos toda a fuerza del punk rock y no escatimó un gesto hacia el publico: “Gracias a ustedes que están ahí con el agüita encima” , sentenció en la despedida.

Con algunos inconvenientes en las pruebas de sonido, llegaron los Mayday otra banda local de punk melódico que supo demostrar buen humor y tolerancia frente a las interferencias de sonido que abarcaron todo su show. Sin quejas, interpretaron temas de su primer disco “Toquen Fuerte” y cerraron con el hit “Envejeciéndome” .

El atardecer dio paso a una banda porteña, la oscuridad se quebró en el estadio cuando se encendieron las primeras luces sobre el escenario y los Vetamadre arremetieron con todo y se armó el primer pogo de la jornada. Con un estilo directo y crudo el cuarteto liderado Julio Hnev en guitarra y voz interpretó temas de su úlitmo disco “Veratravéz” .

Para cuando llegó el turno de Villanos, el estadio ya contaba con un público entrado en calor y ansioso por más, algo que no pasó desapercibido para el líder de la banda, Marto quien se mostró agradecido por la recepción y señaló que a diferencia de otro lugares “la gente del interior nos recibe con mucho respeto, es menos sectaria y más abierta a los estilos” .

Para los devotos del blues, a las 9 de la noche irrumpió La Mississippi inaugurando su primera visita a Tucumán. Fue un show impecable en el que durante más de una hora plantearon un recorrido de clásicos, “Café Madrid”, “El detalle”, Mala transa”, “Ahora vengo” y “Un trago para ver mejor” , entre otros. La lluvia pasó desapercibida para las casi seis mil personas que saltaron sin parar en el campo y el resto de los rincones del estadio.

El líder del banda, Ricardo Tapia explicó que la selección de los temas viene dada en el marco de una gira que están realizando por el interior del país en lugares donde nunca antes habían tocado. Lo que buscamos “es una federalización del rock, porque en el interior hay un potencial increíble que no se conoce del todo” , explicó el cantante.

Entrada la noche, y entrado el barro en las zapatillas de todo aquel que ya había saltado frente a tanto punk, rock y blues llegaron los chicos de Karamelo Santo para darle baile al evento. Si señor, los mendocinos levantaron a la gente de sus asientos, muchos abandonaron el resguardo de los techos para sumarse al campo y todo fue una fiesta al ritmo del reggae, la salsa y el ska mezclados con bases de rock.

A esta altura, yo no importa el frío, ni que tan empapados nos encuentre la noche, la lluvia aún incesante, también fue el marco de entrada para los Catupecu Machu que durante una hora y 20 hicieron estallar el estadio con un público que no dejó de corear sus temas en todo momento. El calor de la gente se hizo literal cuando desde el fondo de las plateas podía verse cómo el vapor emanaba de la multitud que saltaba en el campo al ritmo de “Magia Veneno” .

El ambiente había quedado bien caldeado para la llegada de Las Pelotas que cerrarían la primera jornada. Minutos antes de ingresar al escenario, y cómo si se tratara de un milagro, la lluvia cesó, no así la ansiedad de los tucumanos que clamaron durante varios minutos por la banda de Germán Dafuncchio. Ellos no se hicieron rogar y arremetieron con “El ojo blindado” , uno de los temas más duros de “Sumo”, “Será”, “20 minutos” y “Se quema” , entre otros. Fue un despliegue impresionante que mantuvo el ambiente caliente durante las dos horas de show y fue la única banda de la jornada que hizo bises.

Sin dudas, y pese a la lluvia la primera jornada colmó las expectativas del público, sin embargo, como si se tratara de una burla del destino, nadie imaginó que el cierre de Las Pelotas, sería el cierre forzoso del festival.

La segunda jornada, que no pudo ser, nos recibió con un estadio vacío, con fajas de clausura y personal de la Policía en todas sus puertas de ingreso. En los alrededores, las caras de desilusión de aquellos que iban llegando eran inevitables.

Las primeras versiones hablaban de una clausura del estadio por ruidos molestos a raíz de varias denuncias realizadas por los vecinos. La clausura fue confirmada también por Sigma S.A. la productora encargada de organizar el festival, quien también agregó que iniciará acciones legales.

“Estamos haciendo las cuentas para saber cuánto se perdió, para iniciarle una demanda judicial a la Municipalidad” , dijo Adolfo Pedroza, uno de los organizadores al diario local “La Gaceta de Tucumán” .

Por su parte, el presidente del Club Central Córdoba, Rubén Urueña, aseguró al matutino que la clausura fue porque no quiso darle una coima a los inspectores municipales. Versión que su vez fue negada por la municipalidad.

Según la productora Sigma, las fechas que faltaban para completar el festival fueron reprogramadas para los dias 17 y 18 de Junio en tanto que el dia 19 del mismo mes el grupo Las Pelotas brindaran un show gratis para todo aquel que haya adquirido entradas o bonos.
TODAS LAS FOTOS