Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Los Pericos

Fiesta Reggae Punky

Cronista: Gentileza: Sabrina Barbalarga | Fotos: Beto Landoni

29 de Noviembre, 2008

Fiesta Reggae Punky

Los Pericos presentaron su ultimo trabajo en La Trastienda y cerraron el año a puro reggae y con esa veta de punk rock que viene caracterizando a la banda en su etapa post Bahiano.

En un sábado muy lluvioso, con media capital inundada, el clima no impidió que los viejos y nuevos fanáticos se acercaran a La Trastienda y disfrutaran de la fiesta que tenían preparada Los Pericos para la presentación de su último disco “Pura Vida”.

En un escenario muy veraniego, con tablas de surf a los costados, hamacas paraguayas y proyecciones playeras de fondo, Juanchi Baleirón y los suyos salieron a escena al ritmo de la pegadiza “Limpia el amor”. Luego el clásico reggae “Lindo día” y “Pianito” sirvieron para terminar de olvidarse del día gris que había afuera y sumergirse en el clima playero que trae el nuevo material. A lo largo del show la banda siguió interpretando temas de su último trabajo como las también veraniegas “Miramar” o “Soy el mar”, la rockera”Everybody be cool” y la balada “Santos”, entre otros.

Obviamente, tampoco faltó el recorrido por los clásicos de la banda que pusieron a todo al mundo a bailar, cantar y calentaron aún más el clima de la fiesta. En “Complicado y aturdido” aparecieron los primeros globos amarillos entre el público que reaparecieron más tarde en la versión punk de “Pupilas Lejanas”. Tampoco faltaron clásicos originales y otros reversionados como “Nada que perder” con bronces pegadizos, “Runaway” que terminó bien arriba,  “Boulevard” con luces de colores por todo el escenario, “Jamaica Reggae” con guitarras distorsionadas o una versión más rápida y pegadiza de “Párate y mira”.

Juanchi se mostró muy cómodo en su rol de frontman, interpelando al público en varias canciones como en “Torito” y hasta se atrevió a bajar del escenario y cantar con la gente y se notó la armonía y consolidación que logró la banda a través de la perfecta conexión que logran entre percusiones, vientos, teclados y violas.

Hacia el final, la banda amagó con cerrar luego de “Home Sweet Home”, pero finalmente volvieron para interpretar un par de temas más de la placa en cuestión y cerrar bien arriba con un medley de “No me pares” con el típico coro ramonero de "Hey, Ho, Let's Go!" en el medio y “El Ritual de la Banana” con Juanchi mezclado entre la gente.

Los Pericos cerraron el año bien arriba. Sumergieron a su público en un clima festivo y playero que contó con globos, baile, mucho reggae, reversiones de viejas canciones y esa infaltable veta punk que la banda viene teniendo y no puede ocultar, ya sea desde el look, hasta la música y sus homenajes a The Ramones.

TODAS LAS FOTOS