Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Gazpacho

Evolucionando

Cronista: Gentileza: Sabrina Barbalarga | Fotos: Anabella Reggiani

06 de Diciembre, 2008

Evolucionando

Gazpacho se presentó el pasado sábado en La Trastienda para cerrar el año y mostró su último trabajo, “En el Aire”, con invitados y algunas sorpresas.

El sábado a la nochecita, la calle Balcarce empezaba a llenarse de jóvenes, en su mayoría mujeres, que esperaban para entrar a La Trastienda. A eso de las nueve y veinte, el lugar todavía no estaba muy lleno, en los balcones casi no había gente y el show se disponía a empezar.

Pablo Oliva (voz), Nando Caliz (guitarra), Facundo Pereyra (bajo), César Gornalusse (batería) y Daniel Caliz (guitarra) salieron a escena al ritmo de “Y mi cabeza va a estallar”. Los fanáticos daban saltitos y alentaban, todos bien acomodaditos, armoniosamente ordenados, como cuidándose de no transpirar la ropa de salir. Siguieron “Esperame otra vez” y la melodiosa “Olvidándome” que contó con el aporte de un trompetista invitado al igual que “Hasta enloquecer”.

El show siguió arriba pero tranquilo, siempre cuidando las formas, hasta que con “Adrenalina” la gente empezó a saltar con más ganas y entusiasmo. Minutos más tarde, Pablo se calzó la acústica y la noche tomó un aire suave y melancólico con “Un poco más” para que luego el set acústico siguiera con “Partes”, en la que Oliva arrancó solo y más tarde se le incorporó el resto de la banda.

Entre los invitados estuvieron Juan de “Los Condors” aportando arreglos de teclados en varios temas y Hernán “Terry” Langer, guitarrista de “Carajo”,  que hizo su primera aparición en “Desaparecer” aportando el sonido de su viola. También estuvo Martina Menéndez de “Madison”, quien acompañó a Pablo en una versión pesadita de  “Buscando un símbolo de paz”, el tema de Charly García.

Después del extenso momento acústico, el público pedía “una movida”, por lo que las luces se apagaron y los chicos de Haedo volvieron al ruedo con todo el rock electrónico de “Partir”. En ese momento, casi como si se hubiera confundido de recital, un fanático subió al escenario, saltó unos minutos y se bajó otra vez. Todo esto sucedió sin sobresaltos, sin nadie que lo bajara a los empujones y ese instante provocó un gusto de extrañeza e  incertidumbre en los presentes mientras observaban la situación.

Finalmente, el show siguió bien arriba, con fanáticos encantados bailando en la pista del lugar, saltando y cantando. Las groupies no pararon un momento de tratar de sacarle fotos a Pablo y de que él, o algún otro integrante del grupo, les diera la mano.

Para el final, luego de poco más de una hora y media de recital, volvió Terry y las guitarras estallaron en “Evolucionar” mientras se presentaba el video del mismo y antes de que todo concluyera con la potente “A pleno”.

Gazpacho dio un recital digno y sin sobresaltos que contó con invitados  y supo dejar a  su público contento.

TODAS LAS FOTOS