Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Black Amaya Quinteto

El Rock ‘n’ roll clásico está vivo

Cronista: Gentileza: Lautaro Guido Pavía | Fotos: Anabella Reggiani

19 de Diciembre, 2008

El Rock ‘n’ roll clásico está vivo

El quinteto de uno de los históricos bateristas del rock nacional despidió el año con un eximio recital, en el que sus integrantes se destacaron sobremanera, tanto como sus invitados.

La despedida de este ajetreado año tuvo una clase de blues y rock and roll clásico en El Condado de la mano del Black Amaya Quinteto, el pasado viernes a la noche. Cuando el grupo arrancó con el instrumental del legendario Muddy Waters “I can’ t be satisfied”, brilló inmediatamente el guitarrista Santiago “Rulo” García, por su soberbia digitación y por sus solos bien ajustados.

Luego de “Listos para el show” y el boogie - boogie “Vera”, la primera parte del recital fue marcada de lleno por el tema “Down the road a piece”, grabado por los Rolling Stones en su disco “The Rolling Stones, Now!” de 1965. Aquí, el tecladista Nicolás Raffetta empezó a mostrar pequeños destellos de los grandes solos que haría durante toda la noche.

La banda, que suena bien aceitada, es potenciada todavía más por el muy buen sonido del lugar y no hubo ningún problema técnico de envergadura. Lo que se percibe es tan compacto y claro que es posible seguir cada instrumento por separado. El último tema de la primera parte fue el que le da título a su primer disco, “Concarán”, que se perfila como un clásico de la banda, y en el cual participó el primer tecladista del quinteto, Gabriel Geréz, co-autor del tema.

Luego de un breve receso, la banda volvió con una improvisación a cargo del tecladista y el propio Black Amaya, que durante el concierto mostró un excelente estado y humor hacia el público.

Es cierto lo que se dice, que un tema de Manal cantado por otra persona resulta extraño; sin embargo, cuando llegó el momento del histórico “Avellaneda Blues”, el cantante Diego Czainik modificó la manera de interpretarlo, por lo que el resultado fue muy positivo. Uno de los problemas típicos en los recitales es que a los vocalistas no se les entienden las letras de los temas (ejemplos en el rock actual, sobran), pero en este caso el caudal de voz de Diego es tan claro, que se pueden entender todas y cada una de sus palabras.

Una de las constantes del legendario ex baterista de Pappo’ s Blues y Pescado Rabioso es brindarle una gran oportunidad a jóvenes músicos argentinos. De los muchos invitados que pasaron, se destacaron Vanesa Harbek en guitarra y voz en el cover de B. B. King, “Rock me baby” (acompañada por el cantante del quinteto en segunda voz de manera magnífica) y sobre todo Mauro Montes de Oca en trompeta, al interpretar increíblemente “St. Louis Blues“, que fuera cantado por Ella Fitzgerald y Louis Armstrong.

“Mujer de carbón” fue el recuerdo que el grupo brindó del paso de Pappo por Los Gatos, tema que había sido incluido en el disco “Beat Nº 1” (1969).  Y si en una noche de Blues y Rock and roll ya había estado presente Manal, también tenía que estar Pappo’s Blues, y más al tener sobre el escenario al baterista de su primera formación. Es por eso, que “Hombre suburbano” se destacó como uno de los temas mas festejados por el público.

“Me gusta ese tajo” de Pescado Rabioso, coronó una jornada impecable de rock and roll, en la que lo único desfavorable fue que la concurrencia no logró llenar El Condado. Realmente no se entiende por qué una banda de tan buen nivel profesional como lo es Black Amaya Quinteto no logró conseguir mejor convocatoria. Tal vez tenga que ver con lo que dijo el histórico baterista sobre las discográficas actuales, haciendo referencia a que cada vez se interesan menos por los grupos de rock clásicos.

No es un detalle menor que esa noche se conmemoraban cinco años exactos del debut del quinteto, que aunque suene obvio decirlo, cumplió con todas las características de un verdadero grupo.

TODAS LAS FOTOS