Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Pedro Aznar

Melodías para recordar

Cronista: Gentileza: Natalia Otaegui | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

20 de Diciembre, 2008

Melodías para recordar

Este sábado el ND Ateneo recibió a un viejo amigo de la casa, el señor Pedro Aznar, quien junto a sus impecables músicos hizo un recorrido por su extensa carrera.

Con varias presentaciones en distintos lugares de Buenos Aires, Pedro Aznar, esta vez en el ND, nos mostró su último material “Quebrado”, provocando en el espectador, nostalgia, euforia y alegría en un mismo tema. Con un público selecto y embelezado con la figura del bajista, se creó un clima más que satisfactorio para que la noche trascurriera sin notarlo, con un público dedicado sólo a escuchar y disfrutar de una presentación tan sencilla como emotiva.

Con la simpleza de los grandes, los temas fueron fluyendo con armonía y  naturalidad sorprendentes. Los telones se abrieron con los acordes de “Quebrado” primer corte del disco, y “Alcira y la torre” y “El”, recibidos con una importante aceptación del público que no dejó de corear un solo tema en la extensa noche.

Con un sonido e iluminación para resaltar, los músicos que acompañaron, fueron en este caso, Andrés Beeuwsaert (teclados) que también hizo un trabajo en los coros muy coordinado, Federico Dannemann (guitarras), Julián Semprini (batería) y Alejandro Oliva (percusión), mientras que el tema “Amelia” fue acompañado por la cantante Roxana Amed, logrando un dúo como pocos.

Nadie dejo de cantar temas excelentemente interpretados, como “Jealous Guy” de Lennon, “Angie” de Los Rolling Stones y el medley “Junk/Love”, de McCartney y Lennon solistas. En un momento se centró toda la atención en el percusionista que hizo mover a todos los presentes con su ritmo cada vez más movido y frenético.

La noche fue pasando junto a los temas “Sólo Dios sabe”, “Si me das tu amor”, “Fugu”, “Claroscuro”, “Lina de luto”, “La abeja y la araña”, con una potente batería, “Los perros del amanecer” y la despedida con “Faro de los ahogados”, la versión en castellano del tema de Os Paralamas.

Con el regreso de la banda al escenario se escucharon los últimos temas: “La Carne”, “Fragilidad” y para terminar el concierto, los músicos, se sentaron todos bien cerca del público para cantar “Blues de la piedad” en forma acústica, generándose el momento especial que dio el cierre a la noche.

Dando fin a esta presentación no queda más que recomendar este espectáculo a quien con pocas expectativas va a ver un show más y se lleva dos horas de música que se vive y siente a cada momento, reconociendo así una extensa carrera, que frente al escenario se hace notar en forma más que positiva.

TODAS LAS FOTOS