Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Ricardo Soulé La Bestia Emplumada

Buscando un nuevo camino

Cronista: Gentileza: Lautaro Guido Pavía | Fotos: Beto Landoni

26 de Diciembre, 2008

Buscando un nuevo camino

Con un power trío de elevados decibeles, que por momentos se mete en la camisa del rock pesado, Ricardo Soulé y La Bestia Emplumada despidió el 2008 que también dejó un disco nuevo en estudio.

Que Soulé haya empezado su recital con el que fue su primer simple como solista  (“Inexplicable para mí” y “Cuéntame dulce“), editado en febrero de 1976, es toda una reafirmación del momento que pasa su carrera en la actualidad. Ambos temas sonaron más potentes que en su versión original, lo que fue una muestra del alto nivel de energía y distorsión que iba ser una constante en todo el espectáculo.

El primer solo de la noche llegó con “La taberna del tejo”, en el cual el ex cantante de Vox Dei lució una guitarra que parecía ser una Gibson Explorer y “Jeremías, pies de plomo”, del disco homónimo editado en 1972, relució con el sonido vibrante del power trío. También hubo tiempo para las baladas con “Nunca me dirás adiós” de “Es una nube, no hay duda” (1973), en donde Soulé demostró que cuidó bien su voz en todo este tiempo, para llegar de manera favorable a la mayoría de los tonos.

Otra de las características en la música de uno de los pioneros del rock en Argentina es su amor por el violín, que fue utilizado en todo el disco “Osadía “, sólo editado en España en 1991. El viernes último en el Velma Café, interpretó dos versiones del mencionado álbum, “Harley Davidson” y “Espectros“, que no bajaron el nivel de intensidad del evento.

La base rítmica conformada por Christopher Nable en batería y César Collauti en bajo de cinco cuerdas no se destacó, sin embargo, fue el sustento seguro y ajustado para que la banda sonara compacta y sin exageraciones. Antes de la seguidilla final de clásicos, “Dorian” fue el elegido para mostrar parte de su nuevo disco en estudio editado recientemente llamado “Buddy Middler”, que continúa con la veta eléctrica del trío.

Los primeros acordes del inconfundible “Génesis”, daban cuenta del comienzo del final del recital. Pegado a ese súper clásico del rock nacional, llegó otro histórico tema de La Biblia, “Las guerras”, que siguió con el sonido rabioso del trío, acompañado por la gente que cantó el tema de punta a punta.

“Ritmo y Blues con armónicas” también de “Jeremías…” y “Presente” fueron celebrados por todo el público porque estuvieron tocados a la altura de las circunstancias. Y si el recital había empezado con la interpretación íntegra del primer simple como solista, no fue casualidad que haya terminado con “Desesperadamente“, uno de los nuevos que integran su flamante placa.

Esto demuestra que el guitarrista está decidido a darle un nuevo y definitivo envión a su carrera, por lo que cobra nueva importancia la letra de “Presente” (“Cuanta verdad / hay en vivir solamente / el momento en que estás / sí el presente, el presente y nada más”).

Aunque el concierto duró una hora y quince minutos, lo cual dejó al público con ganas de mucho más, sirvió para impulsar al gran power trío de Ricardo Soulé en el fin de este 2008.

TODAS LAS FOTOS