Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Pablo Sbaraglia

El club de la canción

Cronista: Gentileza: Christian Alliana | Fotos: Beto Landoni

30 de Diciembre, 2008

El club de la canción

Pablo Sbaraglia presentó su nuevo disco en el Teatro Gargantúa ante una sala colmada.

Luego de un par de años viviendo en España, Pablo Sbaraglia regresó hace un tiempo a nuestro país para integrarse como tecladista a Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, la banda que acompaña en vivo al Indio Solari, y a partir de allí se embarcó en numerosos proyectos paralelos.  Es que además de colaborar con Proyecto Verona y Federico Gil Solá, también se hizo un tiempo para grabar su nuevo disco solista, El Club de la Moneda de Plata, sucesor de La historia más simple del mundo, editado en el país ibérico en el 2005.

En este cierre del año, fue el turno de presentarse en el Teatro Gargantúa, un hermoso reducto del barrio de Colegiales, en donde entre tragos y tostados, la gente colmó el lugar para escuchar las canciones de este inquieto músico. Pasadas las once de la noche, Pablo salió a escena y sentado frente a su teclado entonó “3 amigos” ante una audiencia expectante que empezó lentamente a agitar con los rocanroles de “Fica” y “Bububu”. Y este sube y baja de climas fue una constante durante toda la primera etapa del show ya que cuando el tecladista sacó a relucir sus temas más tranquilos y pop, el ambiente escuchó atentamente pero sin gran entusiasmo.

En el inédito “Dinamita”, fue el turno para que se luzca el zurdo Martín Paladino (también integrante de El Ombligo) y haga alarde de toda su técnica jugando con los cuerpos de su batería.  El rock and roll stone de “Guerrillera” trajo el recuerdo de una antigua banda de Sbaraglia, Los Celestes, y en “Andar”, el cantante interactuó con su público agitando su puño cerrado antes del primer intervalo.

Pasado el receso, “Música de guerra” cerró con un largo instrumental en donde se destacaron el bajista Claudio Bruguera y el guitarrista Jorge Minissale. El riff de “Nada!” alentó las esperanzas de que el Indio Solari (quien grabó su voz para ese tema en el disco) se diera una vuelta por el Gargantúa pero esto no ocurrió aunque los músicos supieron reemplazarlo adecuadamente. En cambio, en “Bailarinas” el que sí dijo presente fue el baterista Hernán Aramberri, compañero de Sbaraglia en Los Fundamentalistas, y castigó a los parches  con una inusitada potencia que derivó en una extensa y exquisita jam.  

“Hasta verte bailar” fue pasando por varios estadios hasta pasar por fragmentos de punk inglés y reggae e incluso algunas estrofas de “No woman, no cry” de Bob Marley. Como cierre llegaron “Underground”, con estilo funky, y un auténtico bis: “Dinamita”, que fue interpretada nuevamente para algarabía de los fans.

Sobre el filo del 2008, el multifacético Pablo Sbaraglia se dio el gusto de presentar su disco El club de la Moneda de Plata ante un numeroso público en un show que fue aumentando en intensidad y terminó a puro rock and roll.

TODAS LAS FOTOS