Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Las Blacanblus

SUENA EN... ELLAS

Cronista: Gentileza: Gaby Salomone | Fotos: Beto Landoni

22 de Abril, 2005

SUENA EN... ELLAS

Con un repertorio que renueva su estilo, pero sin perder identidad, Las Blacanblus presentaron su flamante placa “Suena en mi” , la cuarta de su carrera y la primera ahora como trío.

Totalmente renovadas y con un despliegue infinito de gracia, sonidos y músicos el ahora trío integrado por Deborah Dixon, Cristina Dall y Viviana Scaliza hizo pie sobre el escenario del ND/Ateneo para presentar “Suena en mi” .

Desde el principio del show, las Blacanblus no escatimaron despliegue, bastó que se alzara el telón y comience a sonar el tema “Fuego” . Lo que fue, ni más ni menos, que un incendio de ritmos interpretado por una inmensa banda con batería, saxos, bongos, guitarra, bajo, coristas y teclados .

Tras el arranque, la voz hipnótica de Viviana Scaliza perfumó la noche con “Sándalo” , una balada que demuestra que estas chicas pueden desafiar otros géneros. Lo mismo quedó plasmado con “Mambo de la abuela”, “Celebrar”, “Fuego sobre fuego” y “Amén” donde plantearon un recorrido que va del gospel, al blues y del rock al funk pasando por algunos aires latinos.

Incluso ellas mismas reconocieron que el tiempo las encontró renovadas desde aquel primer disco “Cuatro mujeres y un maldito piano” . Así fue cuando desde el público alguien exigió un blues a gritos, a lo que la extrovertida Cristina Dall contrarrestó irónicamente: “¿un blues?, has dado con la gente equivocada, ya no recuerdo que es el blues” . Por supuesto, sus compañeras no se quedaron atrás y entre risas cómplices confesaron: “Estas son ramificaciones, derivados” .

El episodio fue el puntapié perfecto para que Dixon cerrara el momento con el nombre del tema que vino después: “Será lo que deba ser” y la sala se llenó de blues.

El momento acústico de la noche, encontró a las tres solas sobre el escenario para arremeter con “Summertime”, “Blues Posnuclear” y “Dentro y Fuera” . Y como si no alcanzara se animaron a un cover de rock nacional con “Hombre de mala sangre” , de David Lebón.

Durante casi dos horas y ante un público altamente receptivo, ellas demostraron que sin abandonar el estilo de la música negra, pueden coquetear con otras propuestas instrumentales sin perder identidad. De la misma manera, dejaron en claro también no se olvidan de sus raíces, pues cerraron la noche con “Maldito piano” corte de la primera placa del grupo.
TODAS LAS FOTOS