Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Tierra de Fuego

Juntos en la madrugada

Cronista: Pablo Andisco | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

21 de Marzo, 2009

Juntos en la madrugada

El trío de Florida dio un contundente show en Tabaco en el que siguió mostrando los temas de su último disco ante un público que se contagió con su energía.

La gente se tomó su tiempo para acercarse al sótano de San Telmo en la noche del sábado, por eso fueron unos pocos los que pudieron ver la actuación de Sin Anestesia, un grupo de La Plata que mostró sus influencias del rock nacional de power tríos. Un show más corto, pero naturalmente con mucha más gente fue el de Modo Rojo, con toques más pop y una festejada versión del tema de Andrés Calamaro “Buena suerte y hasta luego”.

Pasada la una de la mañana Tierra de Fuego copó el pequeño escenario de Tabaco con “Ficción Verdadera”, y de inmediato el ya numeroso público se agolpó bien adelante para saltar y cantar cada uno de los temas y darle aún más calor a la noche. El beat de “Cuando se haga de día”, dio paso a “Naufragios lunares” y “La espera”; ambos de Mil días después, su tercer álbum editado en 2006.

La banda volvió a demostrar la saludable idea de permitirse mutar sin perder la esencia, en un tridente irresistible: buenas melodías, mejores interpretaciones y letras para parar la oreja. Todo se origina en la batería de Agustín Bianchi, potente y precisa, sigue en el bajo de su hermano Agustín y toma la forma definitiva en la guitarra y la voz de Fernando Aguirre. Las dos cuerdas de la banda recorren de principio a fin el mango de su instrumento siempre al servicio de la canción, y los coros de los hermanos sostienen la voz de Fernando que viaja por diferentes matices, algunas veces podrida, y en otras más limpia.

El trío lleva más de diez años de rodaje y la frecuencia con la que vienen tocando en el último tiempo se notó el sábado sobre las tablas. “Místicos animales”, en versión más cruda que la original, “El hombre del cascabel” y “El dogo de tu amor” fueron algunos de los viajes al pasado en una lista que se organizó en torno a su presente. Allí se destacaron “Caramelos para quebrar la soledad”, el corte de difusión, y “Acacias”, con el medley instrumental y espacial de “Meditaciones en la estepa farmacéutica”. Pero el momento saliente del show se vivió en “Ay mi vida!”; una suerte de pasodoble al palo que contó con el invalorable aporte de Yanni Ippoliti, baterista de los uruguayos de La Chancha, a esta altura banda hermana de los Tierra, que le puso aún más energía al ritmo galopante de la canción

Para el final quedaron el siempre esperado “El mono en la pared” y “A veces no”, uno de los temas con más fuerza de los nuevos. Y pese a que se acercaban las 3 de la mañana, la gente quería más y llegaron los bises: uno a pedido, “Fin de grúa”, y un cover de Sumo, “Crua Chan”. De esta manera, el trío terminó su show de casi dos horas, que mantuvo al público al mango de principio a fin.

Tierra de Fuego demostró lo bien que le quedó la espera por las nuevas canciones y junto a los viejos y queridos temas brindó un show demoledor junto al calor de sus místicos seguidores.

TODAS LAS FOTOS