Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Hilda Lizarazu

CON MUCHAS CURIOSIDADES EN SU GABINETE

Cronista: Gentileza: Gaby Salomone | Fotos: Beto Landoni

07 de Mayo, 2005

CON MUCHAS CURIOSIDADES EN SU GABINETE

Íntima, expuesta y con su recién estrenado disco solista, Hilda Lizarazu brindó un show con sorpresas y varios invitados en La Trastienda.

“Gabinete de curiosidades” bien podría ser como uno de esos arcones en los que uno suele guardar secretos, recuerdos o imágenes que no hacen más que configurar retazos de lo que somos. En la canción “Camino Real” cuenta el periplo que la llevó y la trajo del campo a la ciudad. En “Primera Flor” que tuvo una hija, pero en “Microclima” lo resume todo en frases como “Yo sigo siendo la misma” .

Palabras más, palabras menos, el inicio de su carrera solista con ésta placa, además galardonada en los premios Gardel 2005 como Mejor Album Femenino Pop, Hilda Lizarazu viene a mostrarse más íntima y al natural. Así fue su show en La Trastienda, con una puesta en escena bien cuidada, cambios de vestuario y desfile de invitados.

La ex Man Ray desbordó simpatía a granel y mucha personalidad. A las 21.50 se corrió el telón, la sala estaba tan llena como atenta. Allí, sobre el escenario una luna inmensa de gladiolas blancas secundaba cómo única escenografía a la banda integrada por Black Amaya en batería, Juan Del Barrio en teclados y Federico Melioli en bajo. Ella con una caperuza roja abrió con “Volcan” .

Siguió con “Juntos Separados” , “Amapola” y para el primer revival de la noche se sacó la capa y todos corearon “Sola en los bares”. El primer invitado de la noche vino con “Río de La plata” donde Tito Losabio integró su guitarra acústica. De ahí en más, las sorpresas se fueron sucediendo sin interrupciones, como el bandoneón del multiinstrumentista Fernando Samalea para “Pulso” y Miguel Botafogo que la acompañó en varios de los temas.

Al promediar el show, Hilda abandonó inesperadamente el escenario, la oscuridad invadió la sala y mientras se escuchaban los primeros acordes de “Camino Real” ella irrumpió con el primer cambio de vestuario, sacón blanco entallado hasta los pies. Para cuando llegó el momento de “Zona Roja” (corte de la placa “Larga Distancia”) Samalea que hacía rato abandonó el bandoneón, tomó un xilofón y arremetió con la intro mientras Lizarazu cambió el sacón por un vestido de lentejuelas doradas y una peluca azul.

El momento acústico de la noche llegaría con “Primera Flor” seguido de “Solo Juan” , donde literalmente (Juan) Del Barrio hace de la suyas en el teclado y a escenario vacío.

Ya en el final, para levantar al público con algo de rock se despachó con el cover de “La reina de la canción” interpretado junto a su autor, Roque Narvaja. Los bises de rigor, luego de otro cambio en el vestuario, Hilda esta vez con un vestido largo que recrea el arte de tapa de su disco, “Abre” y en “Gracias por nada” , para el cierre definitivo, se paseó por el escenario arrojando gladiolas al público.
TODAS LAS FOTOS