Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Via Varela

Por el buen camino

Cronista: Pablo Andisco | Fotos: Beto Landoni

12 de Mayo, 2009

Por el buen camino

Vía Varela presentó en la fría noche del martes su flamante disco Si hay… en La Trastienda.

El otoño finalmente llegó a Buenos Aires y la temperatura acusó el recibo del calendario. Pese a eso, y a que la noche invitaba a volver a casa lo antes posible, muchos se acercaron a San Telmo para ver a la banda de Limón García. La excusa fue la presentación, casi en exclusividad, de Si hay…, cuarto disco en una carrera de casi 20 años,  con muchos puntos suspensivos y con el que buscan recuperar el terreno perdido.

Sabido es que Limón vivió bien de cerca el resurgimiento de la Bersuit, formando parte de la banda en la etapa que desembocó en el exitosísimo Libertinaje. A partir de ahí los universos de Vía Varela y Bersuit quedaron conectados al punto que Pepe Céspedes y Oscar Righi produjeron este disco (y su predecesor Picado Grueso, 2005) y otros bersuiteros como Gustavo Cordera y Tito Verenzuela se mezclaron entre el público de La Trastienda, con otras personalidades como los ex La Torre Oscar Mediavilla (productor de sus dos primeros álbumes) y Patricia Sosa y hasta Valeria Lynch.

Media hora después de lo pactado, y ante una muy buena concurrencia teniendo en cuenta el martes y el clima, las luces se apagaron y sobre una enorme tela que cubría el escenario se proyectó el video de “Idiota”, el corte del disco en cuestión. A continuación, el grupo empezó a tocar el densísimo “Ya se fue”, y recién promediando el tema dejaron caer el telón.

La banda integrada por Diego Leroux en batería, Juan Manuel Quiróz en bajo y Marcelo Molinari y Facundo López Burgos en guitarras, sonó ajustadísima y recorrió el material de la última placa, con sus respectivos invitados. Juan Subirá entró para los teclados de “Volveré” y, justamente, volvió unas cuantas veces más. Mauro Sarachian puso el chelo al servicio de “Sombras” que con una desgarradora interpretación de Limón entregó el mejor momento de la noche, con la gente escuchando atentamente y rompiendo en un aplauso espontáneo e interminable. El aire tanguero llegó con el bandoneón de Patricio Bonfiglio en el poderoso tema que titula el disco.

El show siguió entre el rock de “Huele a libertad”, “Cata” y la ejecución en vivo de “Sonríe” y momentos más calmos, como “La farolera” y “Solcito”, con Limón en guitarra acústica. Para los bises quedaron algunos temas viejos bien al palo, como “Soy un señor”, “Subís, bajás” y “O juremos”, entre los que se mezclaron los agradecimientos del cantante para todos los que trabajaron para que la banda muestre este presente más que alentador.

Con un potente juego de luces, proyecciones en el fondo del escenario y un sonido impecable, Vía Varela se dio el gusto de presentar formalmente su recomendable cuarto disco.

TODAS LAS FOTOS