Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La 25

Lo hicieron de nuevo

Cronista: Gentileza: Juan Manuel Blanco | Fotos: Anabella Reggiani

13 de Junio, 2009

Lo hicieron de nuevo

El pasado sábado La 25 presentó en el microestadio de Argentinos Júniors  su nuevo y sexto disco Mundo imperfecto. La gente que copó el lugar disfrutó de un enorme “fiestone” de rock and roll.

Mientras unos cuantos del publico se tiraban de la popular para entrar en un campo repleto, en una práctica que no se veía desde el viejo Obras, el resto de la gente, entre saltos y cantos aseguraba que la “batuta” la maneja La 25 y nadie mas. Dos pantallas gigantes  emitían imágenes  de la ciudad, cuando la banda oriunda de del Sur del Gran Buenos Aires abrió el juego de la mano de “Desartando”, “Primavera light”, “Nadie” y “Dejar de ser”  todos pertenecientes a su nueva placa, Mundo Imperfecto.      
 
Continuaron con un trípode de su anteúltimo disco, Mundo perfecto (2006): “Chica  suburbana”, “Escombro en la ciudad” y  “Más caliente que eso”. Los temas se sucedían uno a otro sin mediar pausa, exceptuando cuando el frontman Junior declaró ante una monada en estado de efervescencia rockera: “la música es la única forma de poder resistir”,  provocando un aplauso que todavía debe resonar por el barrio de La Paternal.

Después llegaron los temas de las primeras horas, como “Nena loca”, “Ruta 25”, “10 mandamientos” y “Barrio viejo”, que regaló una de las perlitas de la noche, con las luces del estadio iluminando el campo y dejando ver un mar de brazos y banderas que desprendieron una enorme y calurosa emoción.

Luego de una extensa presentación de Junior de toda la gente que forma parte y colabora con la banda, detonaron los acordes de “Quiero 25”, “Así es el Rock and roll”, que contó con la presencia de Fernando Pita, guitarrista de Heroicos Sobrevivientes, sobre el escenario, y el clásico “Hacelo de nuevo” dedicado al Bocha Sokol, en la que mezclaron hacia el final algunos versos del White Trash de Sumo.

La 25 continuó tocando su Mundo imperfecto, con una batería de temas que incluyó “El antro”, “La rockera”, “El antifaz”, “Andrajoso” y “Suelas embarradas”, donde se vieron las dotes de Junior como ex jugador profesional de fútbol, haciendo jueguito con varias pelotas que terminaron entre la gente, acto que realizó Rod Stewart en sus visitas, y que tiró por la borda cualquier metáfora sobre la futbolización del rock. Y luego de un discurso sobre la actualidad argentina, la banda terminó con “Solo voy”, “Hasta la victoria” y “Mil canciones”

La 25 regaló una hermosa noche de rock de la mano de su Mundo imperfecto que, sabemos,  no es sólo rock and roll; es, también, una de las tantas formas de resistencia que la barriada tiene para soportar los miles de palos que no les dejan tener una buena vida.

TODAS LAS FOTOS