Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Javier Malosetti

La Esperanza Joven

Cronista: Gentileza: Christian Alliana | Fotos: Beto Landoni

17 de Julio, 2009

La Esperanza Joven

Javier Malosetti presentó su nuevo disco junto a un combinado de jóvenes músicos que brindaron una excelente dosis de jazz, funk y blues.

Pasada la medianoche del viernes, Javier Malosetti subió al escenario de La Trastienda con intenciones de mostrar su nuevo material, Electrohope, que tiene apenas un mes en la calle. Luego de cuatro años junto al baterista Oscar Giunta y el pianista Hernán Jacinto, el hijo del guitarrista Walter Malosetti ha decidido reformular su banda, razón por la cual convocó a jóvenes músicos. Tommy Sainz (20 años) en batería, Hernán Segret (22 años) en bajo y Nicolás Rafetta (integrante de la última formación de Pappo) en teclados son los nuevos acompañantes de Javier y todos ellos tuvieron su prueba de fuego ante una Trastienda llena.

El comienzo fue, al igual que el disco que se presentaba, con “Damn Merval index” y ya de entrada Malosetti cautivó a todos con su extraño instrumento, el M2, diseñado por el luthier Mariano Maese y que consta de un bajo de cinco cuerdas y una guitarra, todo en un solo cuerpo de doble mango. A medida que iba transcurriendo el show, la versatilidad de la banda asombraba a todos gracias a una justeza envidiable. El funk sabroso de “Ginger tea” invitó a mover la patita mientras que “Xenomorphs”, inspirada en el malvado bicho de la película Alien I, incluyó un arreglo made in Michael Jackson como homenaje al fallecido Rey del Pop.

El blues dijo presente primero en una estremecedora versión del clásico de León Gieco, “Cachito campeón de Corrientes”, y luego con el momento solista de Nico Rafetta quien apretó sus teclas como poseído por Ray Charles para luego interpretar junto a Javier un fragmento de “Botas sucias” de Pappo. Y el propio Malosetti también tuvo su segmento en solitario en el cual dio una sutil cátedra de bajo.

Con todos los músicos nuevamente en el escenario, sonó a continuación “Sad dance”, seguida de una pequeña música incidental interpretada para que Damián, un asistente del grupo que aporta su pandereta en algunos tramos, desfilara y fuera aplaudido por todo el público. Otro de los momentos cumbres fue cuando nuevamente solo, el ex bajista de Spinetta peló otro instrumento construido por Mariano Maese, el Cigar box guitar, que, como su nombre lo indica, es una guitarra pero de sólo tres cuerdas y cuyo diapasón es como una caja que se puede abrir y guardar cosas adentro. De allí fue que Malosetti extrajo una petaca de whisky, se la sirvió en un vaso y luego de tomar el trago, utilizó el mismo vaso como slide ganándose así la admiración de los presentes.

En la fría noche de San Telmo también hubo lugar para que sonaran temas de Scott Henderson, la Maravishnu Orchestra y el rock and roll de “Fire” de Jimi Hendrix, en el que Tommy Sainz le pegó a los parches con una dureza inusual para finalizar así el show.

Javier Malosetti brindó un excelente show en La Trastienda junto a su nueva banda, Electrohope, y presentó su nuevo disco denominado de la misma manera. Las más de cuatrocientas personas que se acercaron al reducto de San Telmo se fueron plenas de buena música y satisfechas por el espectáculo brindado por uno de los mejores bajistas del país.

TODAS LAS FOTOS