Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Jorge Serrano + Los Decadentes

El Bordo vs Cielo Razzo: Ganó el rock

Cronista: Gentileza: Sebastian Saavedra | Fotos: Anabella Reggiani

01 de Agosto, 2009

El Bordo vs Cielo Razzo: Ganó el rock

En una noche especial, la banda de Caballito y la de Rosario, se plantaron en un duelo no explícito, que tuvo matices diferentes para analizar la forma de hacer un show y convertirlo en fiesta.

La joda se había hecho esperar... Suspendido el show inicial para julio por la Gripe H1N1, la gente estaba ansiosa para ver a El Bordo y Cielo Razzo, en el Microestadio de Argentinos. Un mes parecía no alcanzar para la espera, y por eso desde temprano subieron a escena los chicos de Eurelio y el Laberinto de Mantis, para calmar las ansias, y mostrar ante pocos presentes, cositas más que interesantes.

Un rato más tarde llegó el turno de 1 Segundo es Demasiado, banda que de a poco va creciendo en convocatoria, y lo demostró con mucha gente que festejó su participación. En cuanto a lo musical, la banda no tuvo un buen sonido, y su cercanía con Callejeros (siempre manifestaron tener buena relación con la banda, y más que nada con el guitarrista Maximiliano Djerfy) se nota demasiado en las melodías de las voces.

A eso de las 20.30 finalizó el show de la banda de Haedo, y se empezó a preparar todo para el set de El Bordo. Sin saberlo, El Bordo y Cielo Razzo (ya desde la decisión de sortear el orden del show), plantaron un desafío de maneras totalmente diferentes de hacer un show, aunque tengan el mismo resultado.

La lista: El Bordo prefirió arrancar con “El grito”, “Silbando una ilusión” y “Donde voy”, tres temas pertenecientes a su segunda y tercera placa, que lograron poner rápidamente a la gente en clima de show. En cambio Cielo Razzo decidió poner primera con una intro, y luego tres temas pertenecientes a Grietas (su último disco), que si bien tuvo una gran aceptación entre los fans, no logró la masividad. Así, costó un poquito más entrar en sintonía.

Para el último tramo de la lista, Cielo lo llevó de menor a mayor, con puntos altísimos en la seguidilla “Demás”, “Luminoso”, “Vueltas” y “Arde”. Y si bien debió terminar su show casi abruptamente (a las 12 clavadas se prendieron las luces), la gente se quedó con ganas de más. El Bordo en cambio, anunció su final cinco temas antes de terminar, y el desenlace del show se fue apagando tenuemente (más allá de terminar con los clásicos de siempre).

Puesta en escena, luces, sonido, manejo de show: Los de Caballito eligieron hacer hincapié en la tapa de su disco colgada en el fondo del escenario, y salieron a escena con su look barrial acostumbrado. A Ale Kurtz se lo vio muy cómodo en el manejo del público, y hasta se animó a comentar desfachatadamente, que la banda está haciendo “unos temas buenísimos para el nuevo disco”. El sonido no fue bueno, sobre todo en los primeros temas.

Los de Rosario jugaron mucho más con el set de luces, los loops y las intros; no tuvieron escenografía, pero salieron bastante lookeados para la ocasión. Lo bueno fue que no hubo baches de sonido, pero como es de costumbre, tienen en Pablo Pino un frontman que parece tímido a la hora de hablar, así como a la hora de moverse, cantar y bailar, es una persona totalmente diferente.

Recibimiento de la gente: Se notó que mucha gente fue a ver a las dos bandas, y en ningún momento hubo una reprobación hacia ninguna (ni siquiera las soportes). El nivel de pogo y alegría se vivió casi con la misma intensidad, y las más de 3.000 personas que había en el lugar, no se movieron hasta el final de los dos shows.

No lo hicieron adrede, pero Cielo Razzo y El Bordo mostraron que ante mismo público, se pueden hacer shows totalmente diferentes. Una clara muestra de que el gran beneficiado es el público, y eso está más que bien. Bienvenidas estas noches de rock de varias bandas, sin sponsors de por medio.

TODAS LAS FOTOS