Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Friendly Fires

Desde el país de las melodías

Cronista: Gentileza: Sebastián Barrera | Fotos: Beto Landoni

19 de Agosto, 2009

Desde el país de las melodías

Friendly Fires pasó por Buenos Aires para pegarnos un montón de melodías que no se borran ni con un Grandes Éxitos de Pimpinela.

Si no tenés ni idea por qué unos pibes con un sólo disco vienen hasta Buenos Aires y te quieren cobrar doscientos pesos la entrada, no te preocupes, no es que vivís en un Tupper, simplemente no prendiste la radio ni te diste un par de vueltas por los últimos canales del cable.

Friendly Fires es como un montón de cosas mezcladas que van desde LCD Soundsystem como la influencia más obvia, hasta los nuevitos de MGMT y Hot Chip, un poco de los mexicanos Kinky y bases a lo Franz Ferdinand y New Order. Parece un quilombo, sí, pero sacan un poco de todo y de la manera más ordenada y electrónica posible, con posturas punk y estilo inglés: los nuevos chicos del mundo de la electrónica.

El futuro ya llegó y la electrónica está entre nosotros hace un montón de tiempo: ¿no les gusta el house, el progressive, el industrial, nada? bueno, vayan haciéndose la idea, porque los samplers se vienen mezclando con las guitarras y las baterías desde hace ya bastante tiempo y ahora la cosa se viene en serio.

En un show no apto para nostálgicos, Friendly Fires presentó entero su único disco (también Friendly Fires, 2008) mostrando un par de cosas que estarán en el próximo, que según parece, repite el mismo brebaje: golpes fuertes, juegos de voces y samplers para todos lados. Estos muchachitos están aceleradísimos y divierten a quien los escuche.

Porque divertir, divirtieron, más allá del set corto por obvias razones y la falta de público que se vio desafiada por los exagerados precios o porque no fue avisada: ni un cartelito, ni un spam molesto en la PC, ni un boca en boca, nada: los tipos bajaron en Ezeiza, dieron un par de entrevistas, tocaron hora y poquito de show, fueron al hotel y de vuelta a Ezeiza.

Ni más ni menos. Otra banda de chicos pasó por Buenos Aires para refrescarnos y mostrarnos lo que se escucha allá lejos en Inglaterra, donde parecen tener una maquina gigante de hits que no nos va a dejar nunca más en paz.

TODAS LAS FOTOS