Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Perra que los Pario

Fabricando su propia suerte

Cronista: Sergio Visciglia | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

30 de Agosto, 2009

Fabricando su propia suerte

La Perra Que Los Parió llegó a La Trastienda para relanzar su tercer disco La suerte la fabricás vos.

Noche de estreno vivió La Trastienda el pasado domingo cuando La Perra Que Los Parió debutó en uno de los recintos top de la Ciudad de Buenos Aires, logrando escalar un peldaño más en la búsqueda de crecimiento en cantidad que tiene toda banda de rock.

Antes de las 21, la música empezó a sonar para deleite de toda una jauría que se encargó de tomar el lugar y ponerlo a pleno, ayudando a que La Perra conmemore una rica fiesta en donde se envuelven esos reggaes que suenan placenteramente, algún ska que permite dar clásicos saltitos, candombes que roban aplausos de acompañamiento y rockitos que incitan al baile.

Desde temprano algunos amigos de la banda subieron al escenario, y así “Más que hacer” se volvió todavía más sentida con la guitarra y los coros de Diego Bozzalla, guitarrista de Las Pastillas del Abuelo. Al toque, Lucho Katz de Pampa Yakuza entregó toda su magnífica onda que regala tanto arriba como abajo del escenario. Y para completar esta primera parte de invitados llegó también Teo Deveaux, cantante de Emboscados, agregándole la fuerte presencia de su voz al reggae “Por siempre”.

Cuando sonaron los repiques militares de “Guardapolvo”, la banda recordó que se está relanzando su último disco, La suerte la fabricás vos, editado en el año 2007. Para acompañar tal acontecimiento entonces, qué mejor que el estreno del video clip de “La Perra Disco Bar”, el cual se pudo observar en la pantalla del lugar, demostrando una buena calidad y divertidas secuencias que redondean un gran material.

A la vuelta de la banda a las tablas, “Nextweek” de Sumo aportó el cover de la noche, pese a que después sonara por ahí alguna que otra línea de “Debede”. Los invitados volvieron a tomar la escena, y esta vez subieron los muchachos de la murga de Madero, así presentados por el cantante Nahuel Amarilla. “Murga para mi soledad” entonces sonó bien completa con los enriquecedores coros invitados, una letra muy urbana que simboliza un poco el camino lírico de la banda, con historias y desamores deambulando en muchos casos por el sur de la ciudad de Buenos Aires.

Una intro reggae para que después estalle “El tipo del Mercedes Benz”, provocó la algarabía de un festivo público que llenó el lugar de globos y cotillón, y varias narices de payaso que andaban dando vueltas por todo el recinto. “El loco del arenero” aportó la cuota rocanrolera, y “San Expedito”, tema dueño de la frase que da nombre al último disco, generó uno de los picos más altos de la jornada.

El último invitado de la noche fue sin dudas el más aplaudido: Goy Ogalde Guzman, cantante y guitarrista de Karamelo Santo, quien expuso toda su presencia y jerarquía arriba del escenario. Nahuel Amarilla se encargó también de recordar la gran ayuda que le dio el mendocino a la banda al producir las canciones del primer disco.

Tras nueve años de historia, la banda nacida en La Boca se encuentra con un gran presente al colmar el recinto de San Telmo, pero el vértigo continúa ya que el guitarrista Juanchi Espada se encargó de comunicar en el medio del show, para sorpresa del público y de la propia banda, el cierre del año de La Perra que los Parió en El Teatro Colegiales.

Casi completando las dos horas de show, “La perra disco bar” y “H.D.P.” otorgaron un cierre ideal a puro baile, nuevamente con Goy arriba del escenario, y con todos los presentes bailando al ritmo de esa base punchi que ofrece este combo de canciones. Agradecidísimos, los músicos saludaron y prometieron a su jauría seguir ladrando cada vez más fuerte.

La Perra Que Los Parió cumplió con su show en La Trastienda, dando un paso más en el largo camino a la masividad que tiene toda banda que arranca peleándola bien de abajo.

TODAS LAS FOTOS