Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Gauchos Rabiosos

Rock Criollo

Cronista: Gentileza: Gonzalo Sanchez Segovia | Fotos: Beto Landoni

06 de Septiembre, 2009

Rock Criollo

Gauchos Rabiosos presentó en el Marquee algunos de los temas que integrarán su nuevo disco.

En la futbolera noche del sábado pasado, luego de la decepción cantada que nos dio la selección, hubo lugar también para el rock. Gauchos Rabiosos juntó un par de bandas y, luego de mirar el partido, salieron con su “rock rabioso”, como ellos mismos denominan.

Pasadas la 22 subió al escenario la Hank Chinaski Band que, con una base de rock y blues, adelantó canciones de su próximo disco que probablemente salga para principios del año que viene. Luego tocaron los chicos de Cacería Rock que alternaron algunas de sus canciones como “Chica vudú” con covers como “Triste canción de amor”, “Rock para el negro Atila” y el “El 38” y a puro rock & roll y con un sonido prolijo hicieron bailar a su gente.

A la 1 salió a escena Gauchos Rabiosos, pero primero, un poco de historia. Tras la disolución de Hermes, Juan Carlos Quirno y Ángel Beatrice decidieron continuar en la música, forman Gauchos Rabiosos y editan La guitarra no se mancha (2005) con la producción de Juanse (Ratones Paranoicos). En 2007 la formación vuelve a cambiar y es la que sigue hasta hoy: Juan Carlos Quirno en voz y guitarra líder;  Nicolás García en guitarra; Sebastian Koller en batería y Cesar Gassmann en el bajo.

Luego de una pequeña prueba de sonido, la banda estaba lista para arrancar. “Son once millonarios que no ponen huevo, nosotros no ganamos un mango y vamos a dejar la vida acá”, fueron las primeras palabras del cantante, haciendo referencia al partido y mostrando que, entre risas y saludos, se preparaba para dejar todo. Empezaron con “El campeón” y “Perro Bravo”, de La guitarra no se mancha y siguieron con “El funcionario”, de Hermes. El objetivo de la banda quedó claro: rock duro apoyado en bases sólidas y riffs filosos que permiten a la guitarra de Juan Carlos Quirno correr sin obstáculos.

Entre su repertorio el grupo mezcló un par de covers: una versión de “Voy a bailar a la nave del olvido”, de La Renga, para la que pidieron permiso al Chizzo, y “Rock & roll y fiebre” de Pappo, dedicado “a todos los que tuvieron gripe A”.

Más tarde  llegó el momento de presentar algunos de los temas nuevos: “Sólo lleva una canción”, más heavy que las anteriores, “Cárcel del silencio”, más introspectiva y con menos distorsión y “Escaparse de acá”. Entre tema y tema el cantante saludaba a gente que iba llegando y hacía comentarios: desde el escenario bajaba buena onda. Para el final, “Cuando el reloj de las 6” y “Adrenalina” se mezclaron con una zapada del tema “Burn” de Deep Purple, donde el guitarrista dio una gran muestra de habilidad.

Mientras preparan su segundo disco, los Gauchos Rabiosos subieron al escenario del Marquee para dar un anticipo de lo que viene y con un sonido poderoso y mucho buen humor entretuvieron a todos los que se acercaron a verlos.

TODAS LAS FOTOS