Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Ratones Paranoicos

Clásico argentino

Cronista: Gentileza: Sebastian Saavedra | Fotos: Beto Landoni

09 de Septiembre, 2009

Clásico argentino

Los Ratones Paranoicos presentaron su nuevo disco llamado como la banda. Después de 20 años de carrera, Juanse y compañía demostraron por qué, aunque pasen los años, siguen manteniéndose vivos.

Situación 1: El miércoles 9 de septiembre, el seleccionado argentino visitaba a Paraguay con el afán de intentar meterse entre los clasificados al Mundial. El partido arrancaba a las 20 hs. Los Ratones Paranoicos estaban anunciados a las 21.

Situación 2: Juanse pasó un rato antes del partido por el bar que tiene La Trastienda previo al ingreso a la sala, miró la tele y dijo: “hasta que no termine el partido no empiezo”.

Y así fue… Casi al unísono de que Palermo bajara el centro y Schiavi hiciese estéril su posibilidad de empatar el partido, Ratones Paranoicos se subía al escenario de La Trastienda para comenzar la presentación de su nuevo disco. Juanse, muy lookeado para el festejo de la salida del disco, tenía un sombrero de color rojo que hacía juego con una poco simpática remera colorada que rezaba: “No tome cocaína Light”.

Como si poco importara el contexto, el primer tema “Ceremonia”, ya alcanzó para encender a un público que entró apagado, más que nada por el resultado del partido de Argentina. El segundo tema fue “Rock del pedazo”. Sonaron los clásicos y empezó la fiesta de miércoles.

Los Ratones fueron mechando temas clásicos -“Ciervo motor”, “La nave”, “Líder algo especial”-, con temas del nuevo disco, como el corte “Sacrificio japonés”. En ese lapso aprovecharon para presentar a la banda. Primero, el solo de Roy, y luego, el tiempo de Pablo Memi, el gran ovacionado de la noche. Muy contento por su vuelta, Juanse dijo: “Hace 10 años juntamos plata para los puchos.  Se fue a comprarlos, y volvió hace unos meses. El más grande… Pablo Memi”. Sin dudas, la vuelta del bajista fue clave para recuperar el sonido inicial de los Ratones, y eso se nota claramente en el nuevo-viejo groove que adquirió la banda.

Para la parte final, sólo quedaron clásicos: “Boogie”, “Rock del gato”, “Cowboy” y “Sigue girando”. Mientras sonaba el último tema, y un poco por decisión y otro poco por obligación, los Ratones terminaron su show tocando a telón cerrado, el cual sólo se abrió para la merecida ovación oficial.

No era fácil levantar un público tan futbolero, con una banda tan futbolera, luego de la derrota argentina. Sólo un clásico casi tan argentino como el fútbol, los Ratones Paranoicos, pudieron hacer una fiesta, y demostrar por qué están más vivos que nunca.

TODAS LAS FOTOS