Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Kapanga

Explosiva Fiesta de Titanes

Cronista: Gentileza: Gaby Salomone | Fotos: Gentileza: Ro Diaz

05 de Junio, 2005

Explosiva Fiesta de Titanes

Los Kapanga debutaron en Obras a puro festejo. Entre globos, papel picado y alfajores voladores, la banda del Mono arrasó con una puesta en escena llena de invitados y sorpresas

Porque no sólo despiertan toda la alegría, Kapanga ya es sinónimo de fiesta y su llegada a Obras, que además coincide con el cumpleaños de los diez años de la banda hizo de su debut en el Templo un festejo con todas la letras. El Mono y su troupe deleitó con lo más explosivo de su repertorio, una puesta en escena llena de sorpresas y claro, invitados por doquier.

Y el clima no podía ser otro, el festejo ya se vivía antes del arranque con cánticos y pogos que se expandían como una ola de adrenalina desde el campo hasta los más remotos rincones de la platea. Incluso ya flotaban en el aire los primeros globos y aisladas lluvias de papel picado (que habían sido repartidos por la organización de la banda).

Cuando todo estaba ambientado para la diversión, sólo faltaban ellos que arrancaron con una apertura bien kapanguera: “ULTIMO MOMENTO”- “SE SEPARO KAPANGA” –“AMPLIAREMOS” rezaban las placas de Crónica TV en las pantallas gigantes montadas en el escenario, de fondo por supuesto, la clásica marcha del canal de noticias.

Y la fiesta definitivamente estalló cuando el Mono con “Desesperado” irrumpió vestido de luchador de Catch a los saltos sobre el escenario, sus compañeros lo secundaban de impecable camisa blanca y moñito negro, cada uno como un buen “mozo”, sin dudas.

De ahí en más, Kapanga fue un despliegue de carisma contundente y no sólo por el desfile de invitados como La 25, Karamelo Santo, Andrés Ciro (Los Piojos), Walter Meza, y Mimi Maura. Claramente, gambetean toda solemnidad y sacuden con el desprejuicio más intempestivo en un estilo que además de conjugar innumerables géneros musicales (rock, reggae, ska, cumbia, heavy, etc) , hacen del escenario un show que siempre sorprende.

Y así fue, las placas de Crónica en las pantallas se sucedieron con “FUMATA BLANCA”-“HABEMUS KAPANGA” para el corte “Fumar” y luego para anticipar un dulce agasajo con una “INMINENTE LLUVIA DE ALFAJORES” que se concretó cuando Andrés Ciro comenzó a arrojarlos desde el escenario.

Sin embargo, esta descripción poco dice de estos muchachos a la hora de intentar transmitir la sensación que generan en vivo. Kapanga se anima a ir un paso más allá del mensaje social que sacuden detrás de las letras con historias marginales, mitos urbanos, humor bizarro y protesta social.

Sin dudas, la banda del Mono hace de su estilo Kapanguero un culto a la diversión donde resulta inevitable contagiarse, a tal punto, que ya no puedo decirles más nada sobre lo que fue esta noche, cuando por primera vez abandoné lápiz y papel, para sumarme al frenesí de saltar y corear en medio del pogo que detonaba al pie del escenario.
TODAS LAS FOTOS