Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Dancing Mood

Deluxe y popular

Cronista: Sergio Visciglia | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

03 de Octubre, 2009

Deluxe y popular

La banda de ska instrumental liderada por Hugo Lobo festejó el sábado su show número cien en Niceto, pero esta vez en la calle, gratis y ante una multitud, en una nueva apuesta de una banda que siempre busca un poco más.

Muchas veces el público, y sobre todo la prensa, reclaman a los músicos que cada tanto sorprendan, que no se queden en lo mismo, y que ofrezcan nuevas opciones para convidar su música. El caso de Dancing Mood es un ejemplo claro de que se puede responder a eso y volverlo una característica, porque si de sorprender se trata, el conjunto liderado por el trompetista Hugo Lobo ya es todo un experto, a saber: una banda instrumental independiente que reversiona en clave jamaiquina viejísimos clásicos de jazz y demás música popular (¿alguna discográfica le hubiera subido el pulgar a esta audaz propuesta?) comienza a llenar cada recinto que se imagine, ya sean pubs, boliches, teatros históricos o estadios míticos como el Luna Park.

Vaya sorpresa para comenzar, pero se puede continuar por el hecho de que mantiene sus entradas a precios increíblemente bajos para lo que es el mercado musical hoy, que pone en escenario una orquesta de setenta músicos, que invita a reconocidísimos artistas locales e internacionales que se copan con su propuesta, y, sí, hace un show gratuito y multitudinario en pleno Palermo Hollywood, convocando a más de veinte mil personas… ¡y los medios masivos ni se dan por enterados!

Tempranito, la tarde del sábado empezó con la música de Misterio (banda formada por el Cadillac Flavio Cianciarulo para tocar junto a su hijo Astor que la rompe en la bata) y Actitud María Marta sonando demasiado bajo, casi como si no estuviera amplificado el sonido. Mientras la gente se acercaba y cada vez había que cortar más cuadras adyacentes al escenario ubicado en la calle Fitz Roy entre Niceto Vega y Cabrera, algunas horas de silencio se sucedieron debido a que la municipalidad encontró algún pero para que no pudieran presentarse Papas Ni Pidamos ni Motorama.

La espera terminó y la fiesta tuvo su explosión cuando subió al escenario Damas Gratis, para poner a bailar a todo Palermo Hollywood al compás del groove característico de la cumbia villera que identifica (y destaca de las demás) a la banda liderada por Pablo Lescano. Las manos de todos los negros bien arriba bailaban también ska con “El viejo de la bolsa”, y cantaban un fragmento de “La flor” de Papas Ni Pidamos.

Casi a las nueve de la noche, con una cantidad de gente que parecía interminable desde el escenario, y con las bebidas agotadas en los negocios de la zona, el tema de la película Rocky a cargo de la Orquesta Deluxe acompañante abrió lo que iba a ser una noche imperdible. “Dandimite!” y “Take five” arrancaron una sucesión de canciones que siguió por más de dos horas, intercalando los temas instrumentales con los cantantes invitados.

Algarabía por doquier en un público que no dejaba de saltar y corear cada “estribillo” que volvía luego de largos, festejados y exquisitos solos de cada músico (el más aplaudido sin dudas fue el genial saxofonista Rubén Mederson), en una banda donde los vientos son las estrellas. Pablo Molina, cantante de Todos Tus Muertos fue el primer invitado de la noche, en una catarata interminable que no frenaría más, y que siguió con Pablo Lescano poniéndole pianoleta a “Confucious” de The Skatalites.

El siguiente invitado fue Vicentico, quien cantó una muy linda versión reggae de “Have you ever seen the rain?” de Creedence Clearwater Revival. Y hablando de grandes versiones, llegaría la enorme voz de Débora Dixon para cantar “I´ll be there” en homenaje a Michael Jackson, acompañada de un carismático coro gospel, y de la voz de la bella Paula Varela, recibida con aplausos, cánticos y hasta con pedidos de que vuelva al escenario.

Otro clásico de The Skatalites, “Police woman” (a esta altura también clásico de Dancing Mood), exaltó a la multitud, especialmente cuando la orquesta quedó sola tocando “La bestia pop” de Los Redondos. “Fantasy” de Earth, Wind and Fire  pero con base reggae, tranquilizó las aguas mientras muchos reconocieron una melodía muy familiar.

Pero el momento más alto de la noche finalmente llegó cuando Pauline Black (cantante de la legendaria banda de ska The Selecter) subió con toda su destreza al escenario para entonar cuatro temazos: “Bristol and Miami” de su vieja banda (una vez más con el coro gospel); “Alfie” de Burt Bacharach; “Israelites” de Desmond Drekker y "You can get it if you really want" de Jimmy Cliff, aunque también versionada por el propio Drekker.

El último invitado de la noche fue Petty de Riddim para agitar con “You are the one” y “Chatti Chatti”, poniéndole mucha onda arriba del escenario, antes de que volviera Pauline Black para el clásico “You´re wondering now”. El cierre fue con “Occupattion”, donde Hugo Lobo propuso hacer el trencito más largo de la historia, el cual comenzó a viajar para perderse luego entre las cuadras repletas de personas.

Un grandioso show dio Dancing Mood, dedicado en palabras de su líder a ex integrantes fallecidos como Claudio Ríos y “Toto” Rotblat, y cumpliendo una vez más con otra apuesta grupal en conmemoración de los cien Nicetos. Una apuesta más, y contando, esperando (y casi con seguridad sabiendo) que no va a ser la última. Ojalá muchos otros imiten estas iniciativas de una banda independiente que, pese a tenernos acostumbrados a este tipo de cosas, nunca deja de sorprendernos.

Fiesta por donde se la mire fue la que se vivió en las calles de Palermo Viejo que se colmaron para disfrutar esta extrañamente deliciosa música popular.

TODAS LAS FOTOS