Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Mancha de Rolando

Más allá del bien y el mal

Cronista: Gentileza: Sebastian Saavedra | Fotos: Beto Landoni

11 de Octubre, 2009

Más allá del bien y el mal

Con la excusa de presentar temas de su último disco, A cielo abierto, Mancha de Rolando hizo un doblete en La Trastienda y demostró que de a poco se va transformando en un clásico del rock local.

Algunas personas suelen preguntarse por qué Mancha De Rolando, siendo una banda tan reconocida, no se mete entre las más convocantes del rock argento. La respuesta es clara… para hacerlo, tendrían que dejar a un lado esa frescura con tintes de profesionalidad que los llevó donde están.

¿Acaso alguien se imaginan una sección titulada “El show del chiste” en un show del Indio Solari? Claro que no. Pero Manu Quieto y cía, tienen esa mezcla de banda de barrio con banda que sabe dar un show perfectamente profesional. Así lo demostraron en La Trastienda, donde presentaron temas de su nuevo disco, además de los clásicos de siempre.

El show arrancó con “Vagabundear”, el cover de Serrat incluido en Espíritu (2006), y se puso picante con “En la calle”, “Buscar” y “Rock”. Luego de que la gente saltara y festejara una excelente versión con cuelgues pseudo zeppelineanos en “La Planta”,  llegó el único invitado de la noche: Ricardo Soulé. El músico fundador de Vox Dei subió para tocar “Ritmo y blues con armónica”, tema de su autoría que ya había sido grabado por la Mancha.

Para la última parte del show, y luego de que Manu se “quejara” graciosamente de su staff: “Pido un aplauso para quien ayer hizo el acople más largo del mundo. Duró del tema uno, al 24. Un aplauso”, dijo. ¿Irónico? Para nada. Las risas dieron pie para el cierre de la noche con “Siempre esperando”, “Donde vamos”, “Antes”, “Ruta 66/Un trago para ver mejor”, y terminar el show con “Arde la ciudad”.

La Mancha está dejando de ser una banda que busca algo nuevo para transformarse en un clásico. Tal vez en el medio pierdan algo de público, pero siempre ganarán en frescura y naturalidad a la hora de ver un show en vivo.

TODAS LAS FOTOS