Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

WASP

WASP (WAS...tante P...oco)

Cronista: Gentileza: Eugenio Bravo | Fotos: Beto Landoni

12 de Junio, 2005

WASP (WAS...tante P...oco)

Sin llegar a ser una banda de las todopoderosas dentro de la escena heavy (caso Iron Maiden, Judas Priest o Black Sabbath por nombrar solo algunas), W.A.S.P. era en mi opinión LA banda que nos debía una visita a la Argentina. Y el lugar ele

Sin llegar a ser una banda de las todopoderosas dentro de la escena heavy (caso Iron Maiden, Judas Priest o Black Sabbath por nombrar solo algunas), W.A.S.P. era en mi opinión LA banda que nos debía una visita a la Argentina. Y el lugar elegido era el indicado: Obras, el Templo del rock.

Seguramente lo que convierte a W.A.S.P. en una banda de culto dentro del metal es el carisma y la imágen de su líder, Blackie Lawless. Y eso arriba del escenario se nota. El hombre ha trascendido a su propio conjunto y es quien se roba todas las miradas y capta todos los aplausos del público. Los músicos restantes, si bien tienen un desempeño muy sólido pasa total y absolutamente desapercibido para la gente que no puede dejar de mirar a Blackie.

Claro que tampoco es para menos. Mientras los músicos se limitan a tocar sus instrumentos, Lawless no se queda solo en darle a la guitarra y cantar, sino que agarra un hacha, revolea pedazos de carne al público, se tira sangre en la cara y se trepa al soporte basculante del micrófono, una estructura con forma de espina dorsal con calavera y empuñaduras de moto que al estar Blackie encima se bambolea de acá para allá a dos metros de altura del escenario metiéndo miedo.

Lo visual fue sin lugar a dudas lo más acertado dentro del show que ofrecieron, sin embargo lo que tiene que ver con lo estrictamente musical da para la polémica. El recital fue breve, sin llegar a los 90 minutos. Fueron trece los temas que tocaron entre los que no faltaron "Animal (fuck like a beast"), L.O.V.E. Machine, "Wild Child", "I Wanna be Somebody" o "The Idol", pero sí faltó la gloriosa "Chainsaw Charlie" de su discazo del '92, "The Crimson Idol" y ahí la pifiaron. Como será que fue el único tema que la gente se animó a pedir desde el principio y sin embargo desilusionaron dejándolo de lado en su repertorio. Sorprendente la intro con la elección de "The End" de los Doors en su versión original que dejaba paso a la furiosa "On Your Knees". Y para la despedida se guardaron otra bomba como "Blind In Texas".
TODAS LAS FOTOS