Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Turf

Un Paso Al Frente

Cronista: Gentileza: Bruno Lazzaro | Fotos: Gentileza: Ro Diaz

09 de Junio, 2005

Un Paso Al Frente

Ante un publico menor, en edad y en concurrencia, Turf realizó un repaso por toda su discografía. Y de paso, se despachó con una selección de hits en un correcto show de jueves por la noche.

Turf es rock y eso no se discute. Fuera de que su gente no lo sea, esta banda tiene el alma sucia y eso si que esta bien. La guitarra de Leandro Lopatín legitima aquella afirmación. Con un riff rocanrolero siempre guardado para la mejor ocasión y unos acompañamientos musicales que, aunque a veces parezcan exigidos, también los son, la banda da fe que su gusto por las majestades satánicas sigue intacto. Ahora, alguien podría desmitificar esta afirmación por algún que otro hit. Pero la verdad es que, con rotación radial incluida, esta banda tiene el rock bien puesto. El tema pasa por la voz popera de Joaquín Levinton, que no tiene nada de malo, al contrario, es la que le da un estilo peculiar al conjunto para no mixarse con las todas las bandas símil rockeras. Y eso si que esta bien. Es lo que la convierte en una de las pocas bandas de rock and pop del país. Pasemos al show.

Para empezar, mucho pibe, mal. Promedio de edad 17, y no se si menos. Segundo, poca gente. Esta bien era jueves a la noche, son muchos menores. Pero...en definitiva muy poca concurrencia para una banda que tiene un hit en los primeros puestos del ranking de todas las emisoras. Dentro de esa gente, muchas chicas. Y aquí, algo muy particular. Uno puede cruzarse en un show rollinga a un par de playmovils que se prestaron el pelo, pero que las minas ya tengan todas el mismo corte, ya me rompe las pel... Y lo pero es que no es de esos cortes comunes, algo muy rebuscado.

La verdad de la gente era la apariencia. Para mi encontrarme con una realidad: los pibes son todos iguales. Y con otra realidad: la que no existe, el darse cuenta que la pose de estrellas supera a los libros. Que la exposición desmedida es el puntaje intelectual de nuestro porvenir.

Se abrió el telón, la banda esta escena. Me cagaron. Esperaba que las chicas deliren por Joaquín, pero eso no pasó. En realidad no deliraron por nadie. Gente muy apagada. Tampoco es una banda que da para hacer mosh, pero...un poco mas de emoushion.

“Oh Dios” y “Mambo” fueron las canciones elegidas para darle vida al juego. “Cuatro personalidades” enganchado a “Cosas mías” de Los Abuelos de la nada, fue el primer hit y además, el tema que revirtió el estado vegetativo de la gente hasta hacerlos saltar cual cactus en la nieve.

“Tarjeta postal” y su nuevo tema rotativo “Pasos al costado” sirvieron de antesala para un recreo bien sucio y desprolijo que incluyo tres temas de su ultimo disco (Para mi para vos): “Vil metal” y “Nos vacían la casa” y “El espectador”.

Luego de un corte en el que Joaquín aprovechó para presentarse: “Hola que tal somos Turf” , llegó la etapa de los lentos: “Quiero seguir así” y “Piolines” endulzaron a los descafeinados presentes. Ante tanto reclamo de la gente por el tema “Panorama” al ritmo del “si movemos ahora, para ver lo que hay” el grupo optó por regalar dos joyas de su primer disco “Una pila de vida”: “Juventurf” y “Crónica tv”.

Después de una segunda despedida, en donde se escucho por los parlantes una versión del tema “No se llama amor” realizada por el grupo Historia del crimen, la banda regreso justamente con el primer corte de su ultima placa “No se llama amor”. Para más tarde provocar 10 minutos de aceleración hormonal en los jóvenes presentes con “Yo no me quiero casar y usted”, “Para mi para vos” y “Una pila de vida” cerrando el show, correctamente, antes del horario de protección al menor.
TODAS LAS FOTOS