Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Los Perez Garcia

Una familia bien constituida

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Anabella Reggiani

14 de Noviembre, 2009

Una familia bien constituida

La banda de Aldo Bonzi arribó al Teatro de Colegiales para presentar su nuevo disco Asuntos de Familia.

Si uno busca en la guía telefónica, se encuentra en cada página, con un sinfín de Pérez y de Garcías, pero casi seguro que ninguno como estos. Cuatro discos editados, la colaboración de León Gieco en uno de ellos y un despegue después de su álbum “Ya”, que los pone a la cabeza de la lista de grupos, que siguen detrás de los mainstreams nacionales ya conocidos. Con un coctel musical basando en el rock and roll, temas estilo canción -con un toque de Guasones -  y una sección de vientos con rasgos de los Fabulosos Cadillacs, los Pérez García tienen para ofrecer una gran variedad de estilos a la gente que se acercó a Colegiales.

“Some place over the rainbow” suena de fondo y esa es la señal para que la gente dispersa se amontone sobre el escenario para recibir a la banda. El comienzo no sería el soñado para  los pilares del grupo: Alberto Olguín en guitarra y voz, Domingo Catanzariti en bajo, Fede Esquivel en guitarra, Hernán Tatú Garibaldi en percusión, Julio Medina en teclados, Martín Sarceda en saxo tenor y Pablo Tofanari en batería. Si bien “Beto” trastabilló con la letra de “Temporal” apenas arrancó, el apoyo y el canto de su público le hizo recuperar el hilo para seguir hasta el final, como si nada hubiese pasado. Saco, corbata y anteojos negros loqueaban al cantante que vestía los accesorios muy lejos de la arrogancia del rock. “Hablando solo” intentaba levantar a los seguidores que todavía no devolvía proporcionalmente la fuerza que entregaba la banda.

El primer estallido de la gente se dio con el wha wha de la guitarra de Esquivel para la intro de “Ecos”, con esa rítmica entre-cortada bien reggae .En el trascurso de la noche los altibajos en el termómetro de los fans  se fueron regulando por la aparición los vientos en los temas que le daban una fuerza y un  toque especial, tanto como el motor de la banda que es Garibaldi en la percusión, que deja ser un arreglador para convertirse en una pieza fundamental para Los Pérez.

“Bajo un árbol” y “Final del juego” iban formando tema a tema,  el rompecabezas del reciente “Asuntos de familia” que fue tocado casi en su totalidad. Los invitados a la presentación de gala no se hicieron desear, primero Pablo Guerra aportó guitarras en “Tomala”, segundo un trío de cuerdas con violines y chelo pasó casi desapercibido en “Cenizas” (igual tendría revancha a lo largo de la noche). Y como si eso fuera poco al mejor estilo Bon Scott de ACDC la banda incluyó una gaita para arreglar su repertorio. Después de todo ese despliegue de músicos en el escenario, la cosa se puso más minimalista y Medina en piano y Beto en voz hicieron una hermosa versión de “Noche Soñada”. ¿Como explicar que después de eso, siguió “Callejeando”, una chacarera que terminó generando uno de los puntos más de la noche, con pogo incluido?…sí pogo en una chacarera. Esa es la virtud que tienen Los Pérez García, poder combinar funk, rock, y ritmos latinos con historias de barrio, seguramente la mayoría propias engendradas en el mismo Aldo Bonzi.

Al final con “Magdalena” cerraba el telón y mostraba la otra faceta del público de los Pérez, que por momentos se desconecta del show, pero que con sus ídolos ya en camarines se quedó 30 minutos pidiendo una más y parafraseando el tema “Sigue al noche”, remarcando que “va amanecer y acá dentro sigue la noche” como exigiendo que el show siga para siempre, porque todavía no sale el sol.

Los Pérez García llevaron su variete de ritmos y estilos a Colegiales para resolver los “asuntos pendientes” con los integrantes más importantes de su gran familia…sus fieles seguidores.

TODAS LAS FOTOS