Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Pampa Yakuza

Dejarse llevar

Cronista: Sergio Visciglia | Fotos: Anabella Reggiani

09 de Enero, 2010

Dejarse llevar

Pampa Yakuza arrancó el año con un caluroso show en Niceto ante un público que sigue creciendo en cantidad y parece volverse cada vez más fiel.

El insoportable calor de enero que se potenciaba aún más dentro del palermitano Niceto no impidió que los fieles seguidores de Pampa Yakuza se acerquen una vez más ante el llamado, para llenar el lugar y confirmar definitivamente el gran momento en cuanto a convocatoria que está viviendo la banda oriunda del oeste de la ciudad de Buenos Aires. Pasadas las diez y media de la noche y luego de la actuación de dos bandas soporte, “Dejarse llevar” inauguró la jornada para que el tímido bailecito empezara a superar las altas temperaturas, y así se transforme en incesantes saltos con “Skapando a los ´90” o en total desenfreno con “Tóxico, próximo”.

La primera aparición del charango en las manos del guitarrista Lucho Katz otorgó el doblete “Brillante sol” y “Tres minitas” para que los presentes vibren a puro carnavalito. Al toque, el corista Federico Quiroga aseguró (aunque no tan seguro) que sería la primera vez que una armónica sonara en un show de la banda, y así el instrumento llegaría para aportar un muy buen sonido a “Contra las cuerdas”, uno de los mejores temas de la discografía del grupo, que no acostumbran tocar muy seguido.

Justamente, la inclusión de canciones que no suelen formar parte de la lista típica del vivo fue la característica distintiva del concierto, aunque con diferentes resultados. La anteriormente citada, junto a “Quisiera decir” o “El vago” fueron las mejores interpretaciones, mientras que el tranquilo reggae “Idilio eterno” llegó sin mostrar variantes, y además pecó de asomar justo en el bloque más denso de la noche.

Pese al intenso calor (con tanto sobreprecio en las bebidas, podrían comprar un buen aire acondicionado, ¿no?), el público no dejó de bailar casi nunca, en una característica ya clásica en la gente que muestra buena actitud constantemente, sin intentar ser protagonista, y manteniendo su lugar con la mejor energía. Esta situación, claro, nace a partir de que dicha entrega es el punto que más se puede destacar del grupo arriba del escenario.

“Desde el umbral”, “Sol de los pobres”, o “De vuelta” fueron el claro ejemplo del párrafo anterior, promoviendo siempre al saltito, con propuestas musicales ligadas al ska y al rock, con fuerte presencia de la sección de vientos. De todas formas, hubo un mínimo descanso con “Serena”, donde una vez más Katz cambió de instrumento y apretó sus dedos sobre un banjo.

Otro tema que nunca falta en los shows es “La mañana del mañana”, siempre muy festejado y con una buena letra que escarba en las inquietudes del paso del tiempo. Para el final del concierto, llegó el combo “Juntos” y “Carnaval para tu desconsuelo”, otra vez al son del charango, con el público acompañando al cantante Hernán Saravia, y con el típico cierre del grupo saltando en el campo al lado de los fieles seguidores que parecen esperar desde el comienzo por este momento.

Antes de entablar una nueva gira veraniega, Pampa Yakuza arrancó el año llenando Niceto y consolidando su crecimiento en cuanto a la cantidad de seguidores que recolectó en los últimos dos años.

TODAS LAS FOTOS