Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Gillespi

Ningún Impostor

Cronista: Gentileza: Christian Alliana | Fotos: Beto Landoni

11 de Febrero, 2010

Ningún Impostor

Gillespi ofreció un show impecable en La Trastienda para presentar su último disco.

Los artistas multifaceticos muchas veces cuentan con la desventaja de ser analizados por el público (y la crítica) con el objetivo de encontrarle el punto débil a sus actividades, alguna pata floja que haga caer la estantería de sus obras. Y de ese “observatorio del error”, pocos son los que salen bien parados y Marcelo “Gillespi” Rodríguez es uno de ellos. Músico, conductor de Falso Impostor (FM Rock and Pop), autor de Blow, un libro dedicado a la trompeta editado el año pasado y eterno colaborador de los programas de televisión de Roberto Petinatto, Gillespi ha sabido asentar su trayectoria sobre un denominador común con el cual pisa sobre seguro: el humor. El pasado jueves en La Trastienda fue el turno de observar su perfomance como trompetista teniendo como excusa la presentación de Gillerama (2009), su quinto disco solista.

El ambiente cálido y cordial de San Telmo fue el lugar indicado para el comienzo del show con una suave introducción jazzera que derivó en “Budong”, tema que abre justamente su última placa. Acompañado por grandes músicos, Gillespie pudo desenvolverse a sus anchas para repasar buena parte de sus producciones desde Ultradeforme (1998) hasta el mencionado Guillerama. Y a pesar de tratarse de un proyecto solista, el ex integrante de Las Pelotas dejó constantemente que se lucieran sus compañeros e interactuó junto a ellos permitiendo que el público aplaudiera a todos por igual.

Los sintetizadores de Alejandro Franov trajeron recuerdos de las bandas de fusión de los setenta mientras que por su lado el histórico tecladista Patán Vidal aportó los arreglos ideales en temas de tinte soul y funk. La Cabra se hizo cargo de la voz en algunas canciones como la romantica Cambió, interpretada en su momento por Billie Holliday y cuya letra fue adaptada al castellano por Pedro Aznar. En “Señor Mendez” (“una canción de protesta que hice contra Menem pero como no tiene letra, nadie se enteró” dijo Gillespie entre risas), el bajista Norby Córdoba, el joven baterista Javier Martínez y el violero invitado Rano, se entrelazaron en un furioso funk con un final potentísimo.

Ya sobre la recta final, el talentosísimo Baltazar Comotto sacó a relucir toda su estirpe rockera en la blusera “Glambeats” al tiempo que el prestigioso trompetista Americo Belloto dio cátedra en “Cissy Strut”. Para el bis y ante la insitencia del público, los músicos regresaron con una personal versión funky de “Come together” y coronaron así una gran noche.

Con buenas combinaciones de jazz, funk y soul, Gillespi dio a conocer los temas de Gillerama en La Trastienda en una función que se repetirá este jueves.

TODAS LAS FOTOS