Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Social Distortion

30 años de rock and roll underground

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Beto Landoni

11 de Abril, 2010

30 años de rock and roll underground

La banda estadounidense llegó por primera vez a la Argentina y se despachó con tres presentaciones bien al palo en El Teatro de Flores.

Mientras los Ramones y los Sex Pistols seguían explicándole al mundo el concepto musical e ideológico del punk, en Estados Unidos surgía una camada de bandas representadas en Black Flag y The Misfits, que le darían una vuelta de tuerca al género para transformarlo en hardcore punk. Pero en California, más precisamente en Orange County, aparecía un grupo que llevaría las cosas un poco más allá, agregando ritmos acelerados y un toque de rockabilly a la nueva ola que surgía. Estamos hablando  de Social Distortion, que con 30 años de carrera nunca había visitado el país. Quizás producto de la ignorancia de su miembro fundador, Mike Ness, sobre la cantidad de fans que tienen en Argentina, sumado a su adicción a las drogas como otro factor determinante para no hacer giras fuera de EEUU. Por eso la gente arrasó con los tickets de cara a las tres funciones que tenían programadas.

El Domingo a las 20 horas, la antesala de los Social D. tenía prevista dos shows soportes para preparar al público. Primero con Zona 84 una banda rosarina surgida 1993 que con sus temas “Vas a caer” y “Hoy por ti” y su crudo punk rock iban creando el ambiente. Pegado Los Peyotes, quienes encasillan su música como “sixties garage punk”, coparon el escenario con su look y su sonido vintage, en una perfecta mezcla musical entre los Beatles, The Hives y Smash Mouth.

La espera de tres décadas llegó a su fin cuando, Jonny Wickersham en guitarra, Brent Harding en bajo y Atom Willard en batería tomaron posiciones. Mike Ness (voz y guitarra) se tomó su tiempo y se hizo rogar, mientras sus compañeros interpretaban la instrumental “Road Zombie”. Con un pañuelo en la cara, al mejor estilo bandido de película western y con su inseparable Gibson dorada, Ness tomó el micrófono para empezar con el cover de los Rolling Stones “Under my thumb, demostrando cuán tontas son las peleas entre tribus urbanas. “Bad Luck” y “Don´t Drag me down”, reflejaban en la gente lo que la banda se había estado perdiendo todos estos años, mientras eran coreadas todas las intros de la canciones.

Los típicos cantitos argentos se hacían presentes “Ole, ole ole Social, Social” y lograban conmover a los integrantes de SD, que  no están acostumbrados a este tipo de trato, cosa que acá, es moneda corriente. Sorprendido, Ness agradeció y antes de interpretar “The Creeps” anunció: “con este tema queremos darle a la sociedad una enfermedad venérea, nah… es una broma”; valía la aclaración mientras los pogos y los mosh explotaban. “Sick Boys” y “Ball and chain” seguían repasando el grandes éxitos editado en 2007, demostrando la capacidad compositiva de Ness, combinando la fuerza del punk con melodías pegajosas.

Todo esto sucedía mientras el asombro de Ness por el recibimiento del público se transmitía directamente a su cara. Tal es así que tomó una cámara de fotos, justificándose: “Como soy un turista quiero guardar esto” y grabó la locura, las crestas y las voces de sus fans argentinos. Después trató de incursionar en el castellano, “¿Ustedes estar cansados? Mi no estar cansado”, pero poco importó la conjugación cuando “Gotta Know The Rules” estalló. La banda dejó el escenario (algo que haría tres veces más antes de llegar al final), pero el público demandaba más y lo reclamó con el grito de guerra, “Hey Ho Let’s go”, emulando a los Ramones. En su vuelta los temas elegidas fueron “Making Believe” y “Cold Feelings” mientras que el final sería con otro cover, esta vez de Johnny Cash y “Ring of fire”.

Social Distortion recuperó el tiempo perdido en Argentina con tres shows a puro hit y se dieron cuenta, no sólo de la cantidad de fans que tienen, sino también que la ignorancia, no es una buena amiga del hombre.

TODAS LAS FOTOS