Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Ratones Paranoicos

Nadie lo hace como ellos

Cronista: Pablo Andisco | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

21 de Mayo, 2010

Nadie lo hace como ellos

La banda de rock and roll se presentó en el Luna Park con invitados de lujo.

En el comienzo de los festejos por el bicentenario, y coincidiendo con la jornada homenaje al rock nacional en el escenario principal de la 9 de julio, algunas historias rockeras pasaron por otros lugares. A poco más de diez cuadras de ese escenario, el público paranoico preparaba su propio festejo, entre banderas y los cantitos de siempre que vestían el campo del Luna Park. A las 21.45, los acordes de “El vampiro” arrancaron los primeros aplausos, que continuaron con “El centauro” y “Caballos de noche”, con la banda sonando a pleno, adornada con teclados y vientos.

Recién en ese momento saludó Juanse, de galera y chaqueta con lentejuelas y presentó a Sarco, con su eterno look de cuero, quien cantó “Vodka doble”. El escenario, imponente, contaba con cuatro pantallas traseras y dos laterales, que por momentos tomaban a los músicos en el vivo y por otros disparaban proyecciones especialmente preparadas, como las de Betty Page en “Damas negras”. Pasó “La nave” en plan jam session, donde se colaron algunos fraseos de “Miss you”, con Juanse tocando el saxo acompañado por una sensual corista con la que recorrió las pasarelas. Al final de la canción, el líder se sumó al pedido universal por la mejoría de Gustavo Cerati.

“Lo que doy” y “Carol” fueron el prólogo para la irrupción de Jimmy Rip, reconocido por sus trabajos con Mick Jagger y colaborador ya hace tiempo de los Ratones.  Con su estirpe de guitar hero blusero, de barba y sombrero, casi un personaje de Kerouac, sorprendió a Juanse entrando por el costado opuesto al esperado. “Una noche no hace mal”, tema con el que bautizaron el recital, y “Vicio”, donde también se sumó Toti Iglesias, fueron los temas que tocó Jimmy en su primera intervención.

El nuevo “Te extraño” y el histórico y casi punk “Líder algo especial”, se anticiparon a uno de los momentos más esperados de la noche. Presentado por Juanse como “lo más alto a lo que se puede llegar”, Luis Alberto Spinetta subió con su guitarra para hacer el nuevo y genial “Sacrificio japonés” y “Sucia estrella”, tema que el Flaco grabara en la época de Los Socios del Desierto. Después de los agradecimientos mutuos, Luis dejó el escenario entre la ovación de la gente y saludando a cada uno de los músicos, a quienes se los veía con el gesto inequívoco de haberse dado un gusto grande.

Si bien no hubo un intervalo formal, “Isabel” arrancó la segunda parte del concierto, que incluyó dos temas nuevos, “Cara verde” y “Hotel Babylon”, y enseguida la visita del otro prócer del rock: Charly García se sentó a las teclas para “Rock del pedazo” y luego recorrió el escenario con Juanse para saludar al público. De esta manera, el cantante paranoico cerraba el ciclo iniciado en Vélez con Luis y continuado en las recientes Lunas de García, desafiando el que dirán y los prejuicios y ayudando a instalar a su banda entre las clásicas de nuestro rock.

Jimmy Rip volvió para “Rainbow” y se quedó para una versión extensísima de “Boogie”, que incluyó respectivos solos del pianista Germán Wiedemer y el histórico Roy Quiroga, además de la presentación de la banda con particular énfasis en la vuelta de Pablo Memi al bajo. “Rock del gato” y “Cowboy” marcaron el cierre oficial, pero naturalmente había lugar para los bises: con el Zorrito Von Quintiero, justamente el reemplazante de Pablo pero ahora en teclados, dieron lugar a “Para siempre”, también en formato zapada, y luego entre bolas de espejos y papel picado, la fiesta concluyó con “Sigue girando”.

Ratones Paranoicos tocó durante dos horas y medio en el Luna Park, y entre algunas novedades, los clásicos de siempre y unos cuantos invitados grossos en serio, regaló una larga fiesta de rock and roll.

TODAS LAS FOTOS