Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Rata Blanca & Doogie White

Agigantando la historia

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Beto Landoni

21 de Mayo, 2010

Agigantando la historia

La banda liderada por Walter Giardino cerró su ciclo de shows con Doogie White como invitado presentando la versión en inglés de El reino olvidado.

Con el pasar de los años Rata Blanca ha sido un grupo que no supo ponerse límites a la hora de darse gustos musicales. En 2005 se reunió con el legendario Glenn Hughes (ex Black Sabbath y Deep Purple) en un poderoso concierto en el Gran Rex, que quedó plasmado en un DVD. Cuatro años más tarde, después de su regreso al Luna Park, se dio el lujo de tener como invitada a Tarja Turunen (ex cantante de Nightwish). Ahora Doogie White (ex Rainbow/ Yngwie Malmsteen) se suma a la lista de músicos de primerísimo nivel  que tocaron con Rata. Este escocés, quien supo ser un trotamundo en cuanto a las formaciones donde llevó su prodigiosa voz, se acopló en 2009 para reeditar en inglés el disco El reino olvidado.

A las 21:00 cuando faltaba casi una hora y media para el inicio del show, Doogie salió a la puerta de La Trastienda como si no fuese una estrella de rock, firmó autógrafos y posó para algunas fotos. “Al que madruga Dios lo ayuda” habrán pensado aquellos los fanáticos que pudieron ver la faceta súper carismática del cantante, antes de que él mismo tomara una caminata solitaria por San Telmo, para despejar la mente antes de la performance.

Ya con el lugar colmado y con la intro de “The voices of the sea” de fondo, la expectativa llegaba a puntos gigantescos, hasta que el riff de “The forgotten kingdom” y la filosa voz de Doogie llegaban para saciar las ansias de rock. “Diary of a shadow” contribuía con su dosis hardrockera, mientras el público desaforado, cantaba el estribillo en castellano como acto reflejo, desobedeciendo a Doogie.

Rata Blanca aprovechó este show e introdujo un nuevo integrante en su formación, además del temporal vocalista: Danilo Moschen en teclados se sumó a Walter Giardino en guitarra, Guillermo Sánchez en bajo y Fernando Scarcella en batería, quienes regalaron el primer clásico con el barroquísimo “Black masquerade” de Rainbow.

Haciendo referencia a la cercanía de la Copa del Mundo, de la que su país quedo afuera porque es basura en el fútbol, y al Bicentenario, Doogie dejó de lado el deporte y la historia, para presentar “Sobre la raya” de Temple y mostrar todo su poderío vocal.

El show tuvo su momento no apto para sensibleros, ya que a la hora de tocar “Man of the silver mountain”, grabada por Ronnie James Dio, nadie pudo dejar de pasar por alto su muerte, y el grito de “Dioo, Dioo” se transformó en el saludo de despedida, hacia el cielo, o el infierno de los dioses del metal, donde ahora descansa en paz.

“Azul y negro” del disco solista de Giardino y “Ariel” de Rainbow  aportaron las baladas al setlist, con una interpretación, tanto vocal como teatral de Doogie, que se compenetró con las letras de forma tan intensa, que parecía estar al borde del llanto.

Mientras Giardino, obsesivo como siempre, se peleaba con su afinación entre tema y tema, Doogie decía “Esta es su canción así que cántenla” regalando el micrófono al público, que aprovechó el karaoke para cantar en su totalidad “Corte porteño” y para corear el solo de “Canaro en París” del virtuoso guitarrista.

“Son of rock” preparó el terreno para el momento retro de la noche con un triplete devastador de Rainbow. Primero “Wolf to the moon”, seguido por “Catch the rainbow (un “homenaje” a “Little Wing” de Hendrix) y el inmortal “Kill the King” que dejó a la gente extasiada.

Volviendo a la presentación del disco, “It’s not easy” dejó un pequeño duelo, Doogie vs Giardino, voz vs guitarra, imitando una la melodía de la otra, recordando los viejos “enfrentamientos” Gillan-Blackmore en Deep Purple.

La melódica “Talisman” con previo fragmento de “Soldier of Fortune” de Purple y el cierre con “Endorphins” terminaron una velada histórica en la vida de Rata Blanca junto a una leyenda del estilo.

Rata Blanca sigue enriqueciendo día a día su gran trayectoria ligada al heavy metal argentino, y la vez aprovecha para engrosar su lista de privilegios musicales con astros internacionales del género.

TODAS LAS FOTOS