Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

ZZ Top

Largas barbas al rock and roll

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Beto Landoni

26 de Mayo, 2010

Largas barbas al rock and roll

El grupo estadounidense pionero del hard rock llegó por primera vez a la Argentina para dar un contundente show.

Cuando uno pronuncia el nombre ZZ Top, las imágenes mentales se representan inmediatamente: anteojos negros, largas barbas, autos, cervezas y sobre todo, ese sonido sureño tan característico. Insignias de este trío que logró algo que pocas bandas pueden hacer: mantener durante 40 años a sus miembros originales, convertirse en leyenda y entrar al Salón de la Fama del rock and roll.

Después de las cuatro décadas de ausencia en el país, la gente como no podía ser de otra manera, se movilizó en masa al Luna Park para ser parte de este encuentro histórico. La mezcla generacional en el público mostraba la vigencia de la música de ZZ Top, con la gente mayor que envejeció junto al grupo, y con los  jóvenes que se decidieron por el rock, siguiendo la herencia familiar La fauna rockera nacional tampoco quiso perderse de nada y quedó representada por Viticus, Attaque 77, Sarcófago y Jimmy Rip que se hicieron presentes después del show de Ratones Paranoicos.

A las 21:30 Billy Gibbons en guitarra y voz, Dusty Hill en bajo y voz y Frank Beard en batería comenzaban su show con “Got me under pressure”. Gibbons y Hill hacían en sincronía su característico y coreográfico pasito, mientras la gente festejaba poder verlo en vivo. “Jesus just left Chicago” y “Pincushion” sonaban acompañadas por imágenes de elementos típicos del ADN de los ZZ Top: bujías, camiones, guitarras y mujeres con poca ropa.

Además de estrellas del hard rock, estos tejanos tienen un gran sentido del humor. “¿Donde está mi amiga Lucila?” preguntó Gibbons, mientras una voluminosa morocha se acercaba para comenzar un dialogo, casi de stand up, en forzado español. ¿Cómo estás?, bien; ¿Cuándo llegaste?, hoy; ¿en avión? no, ¿en bote? no, ¿cómo?, en mi bicicleta, preguntaba Lucila y respondía Gibbons ante las carcajadas del público. ¿Dónde esta mi sombrero para tocar blues?, acá está.  Una vez looqueados los tres, “Future Blues” de Willie Brown y “Rock me baby” de BB King, rendían tributo al estilo musical que pasa por la venas de los ZZ Top.

Sin rodeos, sin vueltas y sin salirse de lo que marca su histórico sonido, certero y directo, “I need you tonight” y la versión lenta del cover de Jimi Hendrix “Hey Joe” ya justificaban el precio de la entrada.

La creatividad del grupo se plasmó en la pantalla con la proyección de un anuncio que emulaba las presentaciones de las películas: “La siguiente performance es apta para todo público, basada en tono, gusto y tenacidad, rated: ZZ”. Mientras, que la batería de Beard, con llantas giratorias en ambos bombos, como si fuera un Scania, marcaba el beat y ponía en marcha “Give all your living”, (nunca mejor dicho que el baterista es el motor de la banda). Después de que Gibbons mostrara su dominio del slide en su exótica y aterciopelada guitarra, “Legs” daba el cierre antes de los bises.

Los Top se guardaron tres ases bajo la manga para poder ganar la mano y principalmente al público argentino con “Viva Las Vegas”, “La grange”, ya clásico de clásicos, hizo conexión directa con los fans que acompañaba la base con su coro, y “Tush” daba el toque final a una noche llena de hard rock y blues.

ZZ Top se presentó por primera vez en el país, dejando como recuerdo un show potente, conciso y directo generando una  pregunta retórica y triste: ¿por qué no trajeron su rock sureño antes?...una lastima.

TODAS LAS FOTOS