Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Bob Marley Day Festival

Al Maestro con cariño

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

29 de Mayo, 2010

Al Maestro con cariño

Fiesta del reggae y sus afluetnes en la cuarta edición del festival.

El sábado pasado, se llevó a cabo el Bob Marley Day, el festival con el que se recuerda al Rey del Reggae y que suele contar con lo mejor de la escena nacional y algunos exponentes destacados del reggae internacional. En esta ocasión, el line up lo formaron los locales Ska Beat City, Dread Mar I y Los Cafres, los chilenos Gondwana y el jamaiquino Luciano.

En la tarde-noche fría y húmeda por la lluvia que cayó durante toda la jornada se vivió una fiesta de reggae como el rey se lo merece. Ya en el escenario se veían luces rojas, amarillas y verdes, representadas también desde los ritmos. El puntapié inicial lo dio Ska Beat City, una banda local de ska que dio temperatura al asunto cuando comenzaron con una serie de ritmos propios y para cerrar una honorable función y dedicársela a Bob hicieron la versión de “Simmer down”.

Tras una larga espera para verlos, llegó uno de los platos fuertes: Gondwana. Los chilenos comenzaron su show con “Sentimiento original”, enganchado con “Frutos”, “Quiero poder amarte” y “Verde, amarillo y rojo”, con el público cantando cada uno de los temas. Así pasaron “Dulce amor”, “Mi princesa”, l primer tema que corono a la banda “Changa langa”, “Reggae in coming”, “Divina verdad”, “La puerta sigue abierta”. El momento más fuerte del show fue con “Aire de Jah” y con “Nuestros sueños”, “Keep the faith” y la versión en inglés de “Quiero poder amarte” cerraron su primera participación en el Bob Marley Day.
 
Luego de casi 35 minutos de espera, cuando el público, la mayoría sentados en el piso o en sus respectivos asientos de platea comenzaba a impacientarse, a las 21.30 salieron Los Guerreros del Rey y a los pocos segundos Dread Mar I, que abrió su set con “Me doy cuenta”, de su reciente trabajo Viví en Do. Allí basó la mayoría del repertorio, con temas como “No convencerán”, “Castigo”, “Árbol sin hojas”, “De lejos”, “Principio y fin”, “Más allá de tus ojos” y “No corras”. También hubo espacio para algunos temas más viejos, como “My lord”, “Luz” y “Promesas”, con el que cerró un set bien eléctrico que deleitó al público.
 
Los Cafres nos habían adelantado que sería un espectáculo inolvidable y así fue. La banda arrancó con “Revolution”, el tema de Dennis Brown en una versión muy tranquila y siguió con “Momento de intimidad”, “Será que sos un ángel”, “Suena la alarma”, “Sin semilla”, “Pimpers Paradise”, “No puedo sacarte de mi mente”, “Aire” y quizás su mayor clásico, “Si el amor se cae”, para cerrar una noche brillante de Los Cafres en cuanto a la emotividad y el verdadero reggae argentino.

Hubo que esperar para verlo a él. Algunos esperamos y otros, notablemente sin espíritu rastafari, se fueron antes. Lo concreto es que el broche de oro lo dio Luciano, acompañado de su banda The Messenjah, con una vestimenta oscura con una banda con el rojo, amarillo y verde y un bastón. El jamaiquino paseó por su repertorio y además tocó “Jah live”, un tema de Bob, para demostrar que es uno de los mejores del mundo en lo que hace, el reggae roots, y mostrarse como un muy buen frontman dando un salto mortal con vuelta en el aire.

Sobre el final de su set, Luciano invitó a Guillermo Bonetto, Dread Mar I y Maxi de Gondwana para cantar “Redemption song”, una emocionante versión del ultimo tema que grabó Marley. El show concluyó con “Usa for Africa”, el tema que en 1985 artistas americanos grabaron para combatir el hambre.

Así se cerró una noche inolvidable para el público que esperó y se fue recién 1.40 del micro estadio. Para el resto, fue un show más de la banda que fueron a ver.

TXT: Pablo Rios

TODAS LAS FOTOS