Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Pier

La Fiesta Estuvo Abajo

Cronista: Beto Landoni | Fotos: Beto Landoni

10 de Julio, 2005

La Fiesta Estuvo Abajo

Quien ha visto a los chicos de PIER alguna vez sabe que su gente agita de lo lindo. Y ésta no fue lo contrario, la fiesta se vivió allí, al pie del escenario transmitiendo al cuarteto toda esa energía desenfrenada. La Bitácora estuvo ahí y te mue

Al llegar a La Trastienda, las ordas Pieranas ya se encontraban apostadas en la puerta, muchos disfrutando algún brebaje, otros esperando a sus amistades bajo el coqueto tinglado que se viene armando en este reducto, que no para de remodelarse.

Ya era sabido y antes de que tocara PIER, los peruanos de TK calentaron el ambiente con media hora de su música. Mientras tanto, la sala se iba poblando de gente que no dejaba de sumarse a los clásicos cánticos futboleros que a las claras iban denotando el clima que se iba gestando.

Aquellos viejos y gigantes parlantes cuadrados ubicados en los laterales del escenario, que tuvo La Trastienda por más de 12 años, fueron reemplazados por 2 modernas columnas colgadas del techo, siendo PIER la banda que estrenó toda su potencia.

Se hicieron las 22:30, las luces se apagaron y el sonido del tema Enter Sandman de Metallica invadió la sala, las siluetas del cuarteto bajo una luz azul se hicieron visibles y “Cancion de elogio” abrió el set.

Al quinto tema y una vez superados los problemas con el pedal del bombo (que obligaron a Ramiro a cantar a capella con su público) llegó el momento emotivo del show, Ramiro dedicó “Los Pibes” a lo sucedido en Cromañon…”A 6 meses de la tragedia queremos solidarizarnos con las víctimas” .

Hubo un invitado de lujo y ese fue Miguel Botafogo que entró con “Instinto Salvaje” y deleitó a todos con su magistral manejo de la viola. Pero eso no fue todo, Ramiro con el micrófono en mano se dirigió al público…”Estamos con el maestro y el homenaje es para el maestro de maestros” … y “Ruta 66” fue el tema elegido para homenajear al Carpo.

Luego de eso, un parate de 5 minutos intentó bajar las revoluciones que hasta ese momento no habían parado de subir. Pero no sirvió de nada, temas como “Ritual” o “Sacrificio” hicieron hervir la sangre hasta el más triste cristiano.

Finalizando el show una confesión de Ramiro me quedó dando vueltas en la cabeza…”Gracias por enseñarme el arte de amar…que se haga cargo el que sea” … vaya a saber a quien fue dirigida.

Banda con pulido estilo rockero, pero con un estigma difícil se sacarse de encima: ser la que aparece injustamente en el kazza como “Inéditos de los Redondos”...¿hasta cuando?
TODAS LAS FOTOS