Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Autenticos Decadentes

Los reyes de la canción

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Anabella Reggiani

26 de Junio, 2010

Los reyes de la canción

Los Auténticos Decadentes presentaron en el Luna Park su último disco, Irrompibles.

La noche caía así como la mágica lluvia en Buenos Aires, Bouchard y Corrientes se vestían de fiesta como toda la gente que llegaba con gorros alegóricos, banderas, remeras de la banda y ese ritmo inconfundible: el ambiente era el del mítico Luna Park, que ya nos tiene acostumbrados a  grandes conciertos y este no sería la excepción.

El escenario lucía una escenografía de rocas tipo picapiedras, y los músicos aparecieron con la particular vestimenta tipo tejano, para empezar el show comenzó con “Los machos”, “Tribus urbanas” -con un staff de bailarines desarrollando diferentes pasos como el reggaetón- y “Distrito Federal”, tres temas de “Irrompibles”,

“Somos” es ya un clásico, el primer corte de Club Atlético Decadente y el tema que dio nombre al CD-DVD en vivo. La gente se levantó de sus butacas con los primeros acordes de “Cómo me voy a olvidar”, desatando la fiesta decadente el Luna, y enseguida “Pendeviejo”, el tema característico de los músicos de la banda que nunca envejecen, parecen siempre tan adolescentes.

Aparecieron los primeros invitados, el Cóndor y Dani, hoy en De Bueyes, ex Bersuit Vergarabat, para cantar “Me tiro a  la basura”. Allí Cucho Parisi se retiró y el comando principal lo tomó Jorge “Perro Viejo” Serrano, para deleitar con “Viviré por siempre”, “Fósforo”, del álbum solista de Jorge, con Martín Aloé de Súper Ratones como invitado y el Mosca Lorenzo en batería. “Corazón” subió la temperatura de la noche, con el público volviendo a mover las caderas y para bajar los decibeles llegó “La cuidad de las infinitas avenidas”, siempre con Serrano en la voz, una canción lenta, con las pantallas de frente al escenario reproduciendo autos en alguna autopista de Buenos Aires.

Más tarde el guitarrista Diego Demarco fue quien tomó el mando para darnos “La fórmula”, otro de “Irrompibles”, el cual fue enganchó con “La prima lejana, con los Súper Ratones otra vez sobre el escenario.

De repente las luces se apagaron y Cucho anunció lo que venía: “esto se va a trasformar un una pista de baile, así que ahora a bailar, eh” y para bailar llegó “Cultura disco”, con Emmanuel Horvilleur, y Alejandro Pont Lezica, ese gran dj argentino de los ’80. La bandeja de discos funciona y la habilidad no la perdió, pegó temas de Michael Jackson con canciones disco y dejó el enganche más impensado para el himno de todos los tiempos, Los Piratas, con conejitas sobre el escenario y unas tenues luces rojas que acompañaron el set disco: la fiesta tenía unos de sus máximos momentos.

Otro invitado fue Joaquín Levinton para interpretar “Festival de rock”. En “Vos y el viento”, “Un osito de peluche de Taiwán”, en el cual volvieron los bailarines como si fueran ángeles volando por el escenario. Siguieron los acordes emocionantes de “Confundido”, otra balada de Serrano. De la calma pasamos al huracán que fue “El murguero”, con toda la potencia que doce personas imprimen al himno del bombo de la Argentina. Llegó “A.O.E.”, un candombe al cual se le perdieron la i y la u y luego “Jopito”, un tema compuesto por Eduardo, ese hombre que golpea el bombo con emoción, con un cuarteto que escribió hace muchos años cuando veía salir a los hombres del bar.

Dentro de este ambiente festivo pasaron “La paloma y el gavilán” y “Vení Raquel”, y allí Cucho dijo “para demostrar que estamos en vivo vamos a mandarle todo el aliento a la Selección de Diego”, y desde los teclados bajaron los acordes del Himno Nacional Argentino, coreado como si estuviéramos en el mundial. Luego el himno decadente siguió su cometido y finalmente “Vení Raquel” hizo bailar a todo el público.

Otro invitado que pisó el escenario fue Dread Mar-I, para hacer “Besándote” junto a Diego Demarco en la voz. Para cerrar la noche llegó “El dinero no es todo”, con tenues luces rojas y más tarde subió al escenario el periodista que iba a presentar el tema y se quedó a cantarlo: ¿es el sueño de todo periodista de música? El Bebe Contepomi está perdonado, cantó el himno de los adolescentes que buscan solo tocar “La guitarra”  y “Sigue tu camino”, en otra explosión de parte del público para que lleguen los bises.

No podía faltar “Loco (tu forma de ser)”, ese tema que comenzó a sonar un verano y nunca dejó de hacerlo ni en las canchas de fútbol, y siguieron “No puedo” -más conocido como “Tanta alegría” y “Sigua el baile”, el tema de Alberto Castillo, uno de los maestros de los irrompibles, se podía ver a Alberto en un video de cuando grabaron juntos este clásico que se baila en todas las fiestas

La fiesta decadente volvió al Luna: llevan 24 años juntos en  las buenas y en las malas ellos son una gran familia, estos 12 reyes de la canción que hacen bailar, cantar, saltar, emocionarse y convertir una noche horrible en cuanto a lo climático en una noche maravillosa en la que las estrellas no estaban en el cielo porque todas estaban pendientes de lo que pasaba en el Luna Park.

TODAS LAS FOTOS