Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Las Pelotas

¿Te acordás cuando tocaron Las Pelotas?

Cronista: Gentileza: Sebastián Barrera | Fotos: Beto Landoni

12 de Julio, 2005

¿Te acordás cuando tocaron Las Pelotas?

Si no pudiste ir al recital de Las Pelotas el sábado 2 de julio, la verdad que es una pena. ¿Un consejo?, mientras lees la nota, alejate de los cuchillos y cortapapas que tengas cerca por que no vas a querer ver tanta fiesta y alegría, que por dorm

Nos citaron en el estadio de Obras Sanitarias a las 21. Figurita repetida de todos los recitales: te citan a una hora y comienzan cuando tienen ganas o esperan a que de a poco se llene el estadio.

Desde Libertador, en el famoso punto de encuentro: esa gran “M” amarilla, se acercaban pequeños grupos con remeras y mochilas alentando a la banda. El Templo estaba a pleno, los cantitos peloteros retumbaban en todo el lugar y la ansiedad se respiraba en el aire.

Al apagarse las luces del estadio, la banda se hizo esperar, la gran marea de gente no dejaba de moverse hasta que al fin salió el cantante Alejandro Sokol -el Bocha para los amigos- y arrancó de la mejor manera: “20 minutos” . Un sólido inicio que dejó satisfechas a las más de cuatro mil personas presentes.

Si bien la comunicación entre la banda y su gente fue casi nula, la música funcionó como una perfecta conectora de la muestra de agradecimiento y cariño entre ambos. Es más, si te digo que ni saludaron, ¿me crees, no? Pasada la media hora de show, y luego de temas como “como se curan las heridas”, “sueños de mendigos” y “sombras” se les dio el gusto a esos viejos fanáticos que no esperaban los hits como “Será” u “hoy me desperté” – si, los tocaron -, sino temas de la vieja era pelotera como “No me acompañes”, “La cortina”, “Movete”, “Escaleras” y el tan querido “Bombachitas rosas”.

Como ya es costumbre en sus shows, dejaron la distorsión de lado y nos tranquilizaron con un set bien cuelgue: El reggae nuestro de cada día. Temas como “Músculos”, “Uva, Uva”, “Transparente” y “Sólito vas” calmó al agitado público que se puso a bailar al ritmo de la guitarra de Germán Daffunchio o escuchar... simplemente escuchar cantar a Sokol.

Para romper ese clima de limadura total, Daffunchio se plantó en el micrófono y tocó “Esperando el milagro” . La pequeña ronda que se formó terminó en una gran bomba que detonó ni bien Germán destrozó la guitarra regalándonos uno de los mejores pogos de la noche.

En la primera despedida de la banda, mientras el público tomaba un poco de aire, Sokol se preparaba para tocar el clásico “Bwana” , con su conocido sonido de ritmos africanos gracias a los cuatro percusionistas ubicados en unas gradas de varios escalones armadas atrás del escenario. Una fiesta descontrolada que terminó en aplausos para el Bocha que agradecía contento la emoción.

Para el final, y como en todos sus recitales, recuerdan al querido Luca Prodan con un clásico de Sumo; antes pasó el obligado “Capitán América” y después sí, listos para el final con “White Trash” , himno de la banda de Prodan y Cia.

Momento del análisis. Dos cosas, primero el público: lo más cercano a una hinchada de fútbol. Antes, durante y después del show, la gente agita, salta y agradece con cantitos en todo momento. Se nota el cariño y la pasión que despierta en cada uno. Segundo, ellos: son pocas las bandas que regalan tanta fiesta en un recital. Debo decir que no importa que toquen, uno la pasa bien, se siente cómodo y vuelve contento a su casa TOQUEN LO QUE TOQUEN. Y así fue, el público pelotero volvió a su casa empachado con clásicos, temas nuevos y mucho pogo. Repito, o te decidís a verlos o vas a tener que empezar a cortar la comida con cucharita.
TODAS LAS FOTOS